El mexicano Andy Ruiz regresa al boxeo después de derrochar su fortuna en lujos ¿en qué gastó

El sábado Ruiz se enfrentará a Chris Arreola en una pelea de reinvindicación

El mexicano Andy Ruiz regresa al boxeo después de derrochar su fortuna en lujos ¿en qué gastó
Andy Ruiz busca recuperar la fama y fortuna que perdió. Foto: Archivo

El sábado cuando Andy Ruiz suba al ring de la Dignity Health Sports Park, en Carson, California para enfrentar a Chris Arreola, en una pelea de reinvindicación, el mexicano lo hará con varios millones de dólares menos de los que ganó en el par de enfrentamientos que sostuvo con el británico Antony Joshua.

Ruiz, después de alcanzar la cima de la popularidad al noquear en la primera de 2019 a Joshua, hasta ese entonces con récord invicto, se alejó de los gimnasios y caminó hacia a los excesos donde despilfarró parte de su fortuna en mansiones, autos lujosos, joyas, cenas ostentosas y demás extravagancias que lo llevaron a parecer un costal de papas en la pelea de revancha cuando el inglés le propinó una salvaje golpiza sin que Andy pudiera ser algo para revertirlo.

En menos de seis meses, Andy Jr derrochó un gran porcentaje de los cinco millones de dólares que obtuvo de su primer gran bolsa. Al aterrizar en Los Ángeles, el mexicano acudió a concesionarias de autos y empezó a cumplir sus antojos.

“Mi compra más loca es probablemente todos los autos que compré.

“Compré cuatro autos; dos tipos de Mercedes G-Wagons, el nuevo Rolls Royce y un camión Lamborghini, un SUV.

“También les compré una camioneta a mi mamá ya mi papá… nos hemos estado divirtiendo. Mis gastos no me han quitado la ventaja competitiva”, declaró antes de la segunda pelea de Joshua. Tan solo el  Lamborghini Urus tiene un valor de un cuarto de millón de dólares.

Sin embargo, el dinero lo alejó del gimnasio, lugar donde se ganan las batallas y lo puso en la comodidad que dan las mansiones y las cenas con amigos.

Antes de entregar una de las mayores sorpresas del boxeo, el patrimonio neto de Ruiz se estimó en alrededor en menos de un millón de dólares.  Pero el par de peleas lo elevaron un escalón, del que parece ya bajó.

AV


Compartir