Canelo dispuesto a morir arriba de un ring; en cada pelea le pide a su familia no llorar y se despide de ellos

El 8 de mayo el Canelo peleará contra Billy Joe Saunders en una función donde unificarán títulos supermedianos

Canelo dispuesto a morir arriba de un ring; en cada pelea le pide a su familia no llorar y se despide de ellos
Aunque nunca ha sido golpeado, el Canelo entiende los riesgos de su profesión. Foto: Especial

Es habitual que en cada una de las funciones que estelariza, sin importar la ciudad, Saúl Canelo Álvarez es acompañado por una gran cantidad de su familia más cercana, empezando por su pareja e hijos junto con su madre, padre, hermanos y algunos primos que caminan detrás de él para arroparlo en medio de una semana en la que la mayoría de las luces deportivas se centran sobre él.

Para nadie es un secreto, que el boxeo es uno de los deportes más peligrosos del mundo y que ha dejado su huella en la muerte de peleadores. Entendiendo los riesgos que asume cada que sube a un cuadrilátero para intercambiar golpes, Canelo se despide de su familia por si no logra bajar con vida.

En una franca entrevista con Graham Bensinge, el mexicano dijo: "Conozco los riesgos del boxeo.

"Me subo al ring y tal vez no baje. Quizá baje muerto. Pero lo sé. Y siempre me despido de mi familia. Les digo: 'No se preocupen, no lloren. Si muero, moriré haciendo lo que más amo".

El Canelo se acerca para su pelea de unificación de título supermediano contra el dueño del cinturón de la OMB, Billy Joe Saunders en un combate que se llevará a cabo en el AT&T Stadium, casa de los Cowboys el 8 de mayo.

Accidente más reciente en el ring

El canadiense Adonis Stevenson fue el último boxeador de alto perfil en sufrir una lesión grave, y el ex campeón de peso semipesado del CMB tuvo que someterse a una cirugía cerebral de emergencia después de su derrota por nocaut técnico en el undécimo asalto ante Oleksandr Gvozdyk en diciembre de 2018 .

Muerte en el ring

El boxeador amateur jordano de 19 años, Rashed Al-Swaisat, murió después de sufrir una lesión cerebral durante una pelea celebrada  el 16 de abril en el Campeonato Mundial Juvenil AIBA en Kielce, Polonia. Al-Swaisat fue noqueado en el tercer asalto de su pelea de peso semipesado. Recibió tratamiento en el ring por parte de médicos en el lugar antes de ser trasladado de urgencia a un hospital de Kielce para una cirugía cerebral de emergencia. Rashed Al-Swaisat permaneció en cuidados intensivos después de la cirugía, pero lamentablemente no se recuperó.


Compartir