¿Por qué Charles Bukowski es catalogado el último escritor maldito?

El escritor alemán vivió una enorme época y es recordado de forma muy especial por su fallecimiento este 9 de marzo

¿Por qué Charles Bukowski es catalogado el último escritor maldito?
Charles Bukowski falleció un 9 de marzo. Foto: Especial

Uno de los hombres más recordados de la literatura del Siglo XX es sin duda Charles Bukowski, este escritor alemán que nació en una época muy complicada cuando estaba presente la Primera Guerra Mundial, hecho que definió de manera importante su estudio en los siguientes años y en su vida en general.

Bukowski fue un niño que tuvo que emigrar con sus padres de Alemania a los Estados Unidos, específicamente a Maryland, en donde tuvieron a Baltimore como la ciudad americana que los recibió como si hubieran nacido ahí, y a Bukowski le dio las herramientas para lo que pasaría después en su vida.

Después de Baltimore, llegó la experiencia que marcó la vida de Heinrich Karl, mejor conocido como Charles Bukowski, quien con su familia emigró a Los Ángeles, California, para tener la educación que lo formaría como escritor, ya que primero estudió periodismo pero no terminó porque comenzó a viajar.

Pasó años muy complicados en dónde tuvo muchos fracasos a la hora de escribir y eso lo desmotivó durante mucho tiempo, de hecho se sabe que prácticamente habría pasado alrededor de diez años sin relatar algo que fuera público y que fuera del agrado de los medios de comunicación.

El oficio que cambió su vida

Después de no obtener el éxito esperado, Charles Bukowski se empleó como cartero a inicios de los años 60 y fue justo a la par de esta profesión, donde comenzó a encontrar muchas habilidades que sentía que no tenía y con ello desarrolló ese espíritu combativo y sin miedo a nada.

Es por ello que su modelo transgresor de la literatura norteamericana vio los nacimientos de "El Cartero", Factórum o Pulp, obras más celebradas de este escritor alemán que vivió prácticamente toda su vida en los Estados Unidos y ahí encontró su hábitat, su modo de vida y por ello es conocido cómo el último "escritor maldito".


Compartir