CÚPULA

Diplomacia y cultura

En el terreno cultural y artístico estamos a la altura de cualquier país del mundo

CULTURA

·
MÚSICA. Concierto de Lila Downs en la Semana de México en Expo 2020 Dubái. Foto: Luis Carrillo.

Cuando hablamos de arte y cultura, generalmente las pensamos desde su perspectiva académica, de divulgación o incluso de esparcimiento en alguna de sus expresiones más cercanas a la gente; pueden ser considerados como elementos elitistas por su complejidad e inaccesibilidad, o ser parte del análisis del comportamiento de una sociedad. Es menos frecuente que pensemos en estos conceptos como ejes transversales de la estrategia de un país para su desarrollo, como herramientas fundamentales para el crecimiento de una nación. Esto último, debe ser el caso de México.

La Exposición Universal que se realiza actualmente en Dubái ha reunido al mundo en un remanso después del inicio de la crisis provocada por la pandemia; ha convocado a un gran número de países que hacen acopio de optimismo para reactivar la economía mundial, pero además de esto, la esperanza en que estamos por dar vuelta a la página de la crisis. Y en este espacio, todos llevamos nuestra mejor propuesta para posicionarnos internacionalmente. La carta de presentación de México ha sido su imponente cultura y la grandeza de su talento artístico.

RITMO. La Sonora Santanera en la Semana de México en Expo 2020 Dubái. Foto: Luis Carrillo.

Durante las últimas semanas, México ha recibido a más de 100 mil visitantes en un Pabellón majestuosamente vestido por una instalación realizada por la artista Bestsabeé Romero; hemos mostrado al mundo el talento artístico de embajadores mexicanos de la talla de Lila Downs, el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández, el gran tenor mexicano Javier Camarena, la talentosa bailarina Elisa Carrillo y la emblemática Sonora Santanera, entre otros exponentes.

Si en el terreno cultural y artístico estamos a la altura de cualquier país del mundo, ¿por qué no usar estos elementos como una herramienta de promoción de nuestro país? El reconocimiento a nuestra riqueza cultural se hizo de manifiesto en Dubái de forma inobjetable. Pero más allá de esto, el foro que brindó la Exposición Universal sirvió además para que gobernadores y empresarios mexicanos pudieran tener reuniones y construir acuerdos que sirvieran para atraer inversiones y proyectos que beneficien a los mexicanos. Una sinergia estratégica que no siempre es considerada o valorada como debería.

La cartelera artística y cultural de México en Dubái 2020 fue diseñada en conjunto de forma extraordinaria por la Secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto y por Marcela González Salas, Secretaria de Cultura del Estado de México. Se delineó un programa de 26 semanas con 11 temáticas que exploran artes visuales, danza, música y literatura, con exponentes mexicanos de talla internacional.

La realidad se construye a partir de una narrativa sobre la que no tenemos control absoluto, pero sobre la que podemos incidir; no se trata de mentir, pero sí de hablar del México que nos hace sentir orgullosos, el de su gente y sus artistas, el que el mundo admira sin reparos. Si bien es cierto que debemos resolver nuestros grandes problemas, también tenemos que utilizar todas nuestras armas para posicionarnos en el mundo y construir un mejor futuro para nuestra gente.

Por  Martha Delgado, Subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE

PAL