Tras disculpa, diseñadora francesa que plagio diseños michoacanos es invitada a México

La Secretaría de Cultura federal, Alejandra Frausto invitó a Isabel Marant a conocer las comunidades de donde provienen los diseños; se desconoce si sacará del mercado los diseños apropiados

Tras disculpa, diseñadora francesa que plagio diseños michoacanos es invitada a México
Frausto agregó en su carta: “la invitamos a México, le ofrezco acudir con usted a las comunidades para que conozca el alfabeto y la cosmovisión que representa el lenguaje de cada textil, así como el tiempo que se invierte en cada prenda y el costo real de ellas”.

Después de ofrecer una disculpa por utilizar diseños purépechas en sus propios modelos sin la autorización de las comunidades indígenas a las que pertenecen, la diseñadora francesa Isabel Marant fue invitada a México por la titular de la Secretaría de Cultura federal, Alejandra Frausto.

A través de una carta, fechada el 13 de noviembre pasado, la funcionaria agradeció a Marant la respuesta a su primera misiva del 4 de noviembre donde le reprochó la utilización de los diseños michoacanos, y le ofrece acudir con ella a las comunidades afectadas.

Marant por su parte, había remitido su respuesta a la dependencia el 6 de noviembre, desde París, donde ofreció disculpas a Frausto y “al país que representa” y argumentó que su intención nunca fue apropiarse los diseños sino “promover una artesanía y rendir homenaje a una estética a la que está vinculada.
 
“La disculpa que plantea en su carta es importante, representa una oportunidad de construir
un camino para iniciar acciones en conjunto, sin embargo, deben ser las comunidades las
que decidan si la aceptan. Usted tiene la posibilidad de ser aliada en la defensa del
patrimonio cultural de los pueblos y comunidades, reconociendo el gran valor de esos
saberes que debemos de respetar”, respondió Frausto.

En ninguna de las misivas, ni de la parte mexicana ni francesa, se menciona si la firma gala sacará del mercado los diseños que el gobierno mexicano alega, han sido “aporpiados”. De acuerdo con la senadora Susana Harp, mientras el diseño “Etoile 2020 Gabin Cape” de Marant se vende en 520 libras (unos 14 mil 251 pesos), un gabán de Charapan, se comercializa en mil 500 pesos.

El 28 de octubre, en el Senado de la República se denunció que Marant volvió a incurrir en la “apropiación” de diseños mexicanos, en 2015 lo hizo con las blusas típicas de Tlahuitoltepec, Oaxaca, y ahora utilizo diseños purépechas, de artesanos de Charapan, Angahuan y Santa Clara del Cobre.

Frausto agregó en su carta: “la invitamos a México, le ofrezco acudir con usted a las comunidades para que conozca el alfabeto y la cosmovisión que representa el lenguaje de cada textil, así como el tiempo que se invierte en cada prenda y el costo real de ellas”.

La funcionaria agregó que “El tema de la apropiación cultural es parte de un debate global que debe acercarnos a un mundo más justo en el que los creadores, sin importar su posición, dialoguen de frente. En esta discusión se debe entender la dimensión comunitaria y de cohesión social de la creación. Es necesario y urgente establecer una relación ética y de igualdad que beneficie tanto a los artesanos como a los empresarios y diseñadores”·.

Marant aseguró en tanto, que “en el futuro nos aseguraremos de que nuestros intereses coexistan y de rendir homenaje expresamente a nuestras fuentes de inspiración manifestando nuestra gratitud a los dueños de las expresiones culturales tradicionales”.
 

Por Luis Carlos Sánchez

 


Compartir