Enrique Graue será el nuevo presidente de la Red de Macro Universidades de América Latina y el Caribe

La decisión fue tomada por unanimidad de 22 rectoras y rectores de la región

Enrique Graue será el nuevo presidente de la Red de Macro Universidades de América Latina y el Caribe
Graue Wiechers agradeció la confianza depositada en él para coordinar los esfuerzos de las instituciones de educación. Foto: Archivo | Cuartoscuro

Enrique Graue, rector de la UNAM, fue elegido presidente de la Red de Macro Universidades de América Latina y el Caribe para el periodo 2020-2022, por unanimidad, en sustitución del rector de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, Vahan Agopyan.

A través de un comunicado, la Máxima Casa de Estudios informó que así lo acordaron 22 rectoras y rectores de la región y representantes de seis universidades más, quienes participaron, vía virtual, en la X Asamblea General de esta Red de Macro Universidades, en la que también se ratificó como secretario al rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Alberto Barbieri.

Graue Wiechers agradeció la confianza depositada en él para coordinar los esfuerzos de las instituciones de educación superior de la zona, se comprometió a estar atento a sus necesidades y afirmó que la actual pandemia abre la oportunidad a que como Macro Universidades se transformen y aborden temas en conjunto y los resultados se potencialicen.

“Los tiempos requieren de propuestas eficaces, oportunas y que realmente sean propositivas para ayudar a resolver los problemas que enfrentan las universidades y nuestros países”, expresó.

También agradeció el trabajo del presidente saliente Agopyan, ya que bajo su conducción la Red de Macro Universidades se consolidó, pese a los momentos difíciles propiciados por la pandemia de la COVID-19, que ha cimbrado a la sociedad  y alterado todas las formas de convivencia.

Compartir conocimientos y experiencias

Graue propuso a los rectores que en los próximos meses se trabaje en una plataforma para intercambiar conocimientos y experiencias sobre las formas en que abordan y abordarán la docencia, la investigación y la extensión de la cultura durante y después de la pandemia.

La emergencia sanitaria, explicó, aceleró procesos de digitalización y automatización en la educación y propició una investigación más colaborativa. Todo ello se debe incorporar en nuevos modelos.

Como Red de Macro Universidades, remarcó Graue, se puede trabajar en un modelo educativo que permita a las universidades ser más equitativas, ampliar su oferta educativa y resistir mejor los cambios que se presenten. Para ello también es importante retomar el trabajo que se ha hecho en la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL).

Asimismo, planteó compartir información sobre plataformas de innovación educativa y que se diseñe  un programa multinacional de habilidades docentes para la región; fortalecer la alianza de aceleración de incubadoras que trabajen en emprendimiento latinoamericanos, desarrollo de patentes, entre otros.
 
De igual forma, analizar la creación de posgrados conjuntos en temas emergentes como inteligencia artificial, ciencias de grandes datos, además de impulsar la movilidad virtual de estudiantes y académicos.

“Tenemos que trabajar juntos para crecer más, para tener una mejor presencia y cumplir con la sociedades a las que nos debemos y con la  región con la que tenemos el compromiso de desarrollar, acrecentar sus fuerzas y potencialidades”, añadió Graue.

 


Compartir