NIÑOS GENIOS

¿Qué es y cómo identificar a un niño de alta demanda?

Muchas familias creen tener un niño de alta demanda cuando en realidad es la falta de rutina y buenos hábitos lo que crea confusión en los padres

TENDENCIAS

·
Hijos y padres deben tener una relación cercana para saber si los primeros son niños de alta demanda o hiperactividad. Foto: Especial

Con o sin época de pandemia por coronavirus, una realidad que surge muy a menudo en la interacción con niños, es que algunos de estos pueden ser pequeños hiperactivos o que desbordan energía a su paso. Día con día, en algunos casos, es un reto mantenerlos entretenidos o enfocados en alguna actividad escolar o tarea de casa, tanto o más que en darles una orden o algo que influya en su educación.

En el caso de si es muy pequeño o un bebé, la situación tiene características particulares que definen este tipo de personalidad también.

Una frase común que se escucha en los círculos de padres es “mi hijo tiene mucha energía". Otro comentario que las mamás expresan constantemente es que no descansan lo suficiente tras el cuidado o atención a sus hijos pequeños. 

Por tal razón, se llega a considerar que puede ser un hijo o bebé de alta demanda. En este sentido, hay una explicación para esto que puede ayudar a comprender mejor su educación. 

¿Cómo reconocer a un niño de alta demanda?

Acorde a lo explicado por Liliana Amaro, experta en sueño y Fundadora de Zzleep My Baby, la lista puntos para identificar a un niño de alta demanda, son:

  • Es un bebé o niño pequeño que duerme menos de lo normal.
  • Tiende a adoptar hábitos muy rápido.
  • Requiere de mayor atención durante el día y la noche.
  • Comen con ansia y desesperación.
  • Lloran durante el día por periodos de 2-3 horas sin razón aparente.
  • Son sensibles ante el ruido.
  • Son muy apegados a la madre.

El niño o bebé toma el control

A la vez, estos factores crean en los padres primerizos costumbres que, sin querer, se vuelven malos hábitos. Estos pueden afectar la estabilidad de la familia llegando a provocar: desvelo, cansancio y desesperación por no saber qué hacer. Con lo anterior, el bebé o niño se convierte en el jefe de la familia y los padres hacen todo lo que el pequeño exige con llanto.

¿Pero cómo sé si en realidad mi pequeño es de alta demanda?  Para identificarlo, Liliana Amaro señala que muchas familias creen tener un niño de alta demanda cuando en realidad es la falta de rutina y buenos hábitos lo que crea confusión en los padres.

Algunos ejemplos de esta situación, pueden ser:

1 ) Los niños que no se van a la cama a buena hora entren en periodos de:

  • Hiperactividad=mucha energía.
  • Llanto sin razón = Cansancio y desesperación al dormir.

2 ) Los niños sin rutinas:

  • Tienen muchos despertares, los padres los alimentan por la noche y responden al mínimo sonido o llamado.
  • No duermen siestas y necesitan ser atendidos por los padres durante el día.
  • Si son alimentados en cualquier momento, es difícil saber si están o no satisfechos.

El niño de alta demanda tiene beneficios

Para poder saber si el pequeño es de alta demanda se debe tener una rutina estricta y estar conscientes de que todas las necesidades del pequeño estas cubiertas al 100%, en especial saber que duerme y come lo necesario. Si a pesar de esto el bebé presenta episodios de llanto o inestabilidad, podemos recurrir a estrategias especificas para cambiar estos comportamientos.

Es importante mencionar que los niños de alta demanda tienden a ser niños “súper dotados” con alto coeficiente intelectual

  • Entender a nuestro pequeño es lo mas importante.
  • Tener padres que duermen y descansan bien es siempre lo mas importante para poder guiar, entender y ayudar a crecer a nuestros hijos.