MARIO BENEDETTI

Conoce los poemas más famosos de Mario Benedetti a 12 años de su muerte

Con una trayectoria exitosa y decenas de reconocimientos, la obra de Benedetti continúa siendo una referencia fundamental, especialmente en lo relacionado a la poesía

El escritor murió el 17 de mayo de 2009 en Montevideo. Foto: Twitter @LiteraturayMas_
Escrito en TENDENCIAS el

Mario Benedetti, originario de Uruguay, es uno de los escritores más reconocidos en Latinoamérica y en el mundo gracias a sus aportaciones a la literatura. Sus obras incluyen la publicación de más de 80 libros, mismos que fueron traducidos a 20 idiomas, aproximadamente. Además de ser un poeta reconocido, Mario también fue un activista de derechos humanos.

Entre los géneros que pueden encontrarse en su obra se encuentran algunos narrativos, dramáticos y, por supuesto, poéticos. Además de publicar cuentos, novelas y poemas, Mario Benedetti también escribió drama, ensayo y textos periodísticos que van desde 1961 hasta el 2007.

Los textos del uruguayo han marcado a varias generaciones y han servido de inspiración para la producción de películas como “Dale nomás”, “La tregua” y “Gracias por el fuego”. Con una trayectoria exitosa y decenas de reconocimientos, la obra de Benedetti continúa siendo una referencia fundamental, especialmente respecto a la poesía. Estos son algunos de los textos más famosos del autor.

Foto: Twitter @UA_Universidad

Hombre que mira a su país desde el exilio

Durante el tiempo que vivió exiliado por sus críticas políticas durante la dictadura militar en Uruguay, Benedetti vivió en Argentina, España y Cuba. Sin embargo, el amor del escritor por su país no podía ocultarse. Fue durante esos años donde Mario expresó el dolor de haber tenido que alejarse de su patria con este poema.

País verde y herido
comarquita de veras
patria pobre

país ronco y vacío
tumba muchacha
sangre sobre sangre

país lejos y cerca
ocasión del verdugo
los mejores al cepo

país violín en bolsa
o silencio hospital
o pobre artigas

país estremecido
puño y letra
calabozo y praderas

país ya te armarás
pedazo por pedazo
pueblo mi pueblo

Foto: Twitter @AngelCamarano

Te quiero

Probablemente este es uno de los poemas más famosos del uruguayo, pues también ha inspirado algunas canciones que logran expresar las mismas ideas que Benedetti en este texto. 

Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola

te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

Foto: Twitter @RAEinforma

Despabílate amor

Este poema inspiró una película que fue estrenada en 1996 con el mismo nombre. Otra de las grandes obras de Benedetti que expone la serie de problemas sociales de la época de una forma sutil, pero igual de controversial

Bonjour buon giorno guten morgen,
despabílate amor y toma nota,
sólo en el tercer mundo
mueren cuarenta mil niños por día,
en el plácido cielo despejado
flotan los bombarderos y los buitres,
cuatro millones tienen sida
la codicia depila la amazonia.

Buenos días good morning despabílate,
en los ordenadores de la abuela ONU
no caben más cadáveres de Ruanda
los fundamentalistas degüellan a
extranjeros,
predica el papa contra los condones,

Havelange estrangula a Maradona
bonjour monsieur le maire
forza Italia buon giorno
guten morgen ernst junger
opus dei buenos días
good morning Hiroshima,
despabílate amor
que el horror amanece.

aar