Evolución humana: Éste estudio revela nuevos datos y tienen que ver con ¡nuestro brazo!

Recientemente se revelaron los detalles y nuevos datos en relación a la evolución humana; este nuevo descubrimiento tiene que ver con los brazos, ¡descúbrelo!

Evolución humana: Éste estudio revela nuevos datos y tienen que ver con ¡nuestro brazo!
Evolución humana.. FOTO: Pixabay

Recientemente se dio a conocer un nuevo estudio que habla sobre un esqueleto antiguo perteneciente a un primate que vivió hace millones de años, y que ahora revela nueva información sobre la evolución humana.

En este sentido, un grupo de científicos decidieron resolver el misterio de cómo los primeros ancestros humanos podrían haber evolucionado a una postura erguida.

Los científicos descubrieron que los huesos del brazo del primate encontrado, Ardipithecus radimus, al ser comparados con las extremidades de otros primates fósiles, el tipo de comportamiento locomotor de este.

Nuevo descubrimiento sobre la evolución

El primate encontrado y estudiado por los especialistas, vivió hace alrededor de 4.4 millones de años; sus huesos también fueron comparados con restos de simios y humanos.

Al respecto, estas investigaciones más profundas, permitieron determinar el modo que usaban los primates para trasladarse de un lugar a otro, así como la probable evolución humana.

El estudio fue realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Texas A&M, quienes encontraron que el brazo del primate tenía una morfología característica semejante a la de los chimpancés y los bonobonos; esto significa que el primate se desplazadaba mediante branquiación.

¿Qué tienen que ver los brazos?

Este nuevo resultado arrojado en el estudio, quiere decir que los primates de aquel entonces se desplazaban balanceándose entre las ramas de los árboles con la ayuda de sus dos brazos.

"Nuestros resultados sugieren que los primeros homininos evolucionaron a partir de un antepasado con un repertorio posicional variado que incluía suspensión y escalada vertical, lo que afecta directamente el rango viable de hipótesis sobre nuestro origen", explican los autores del estudio.

Por otro lado, encontraron que este importante salto evolutivo se produjo cuando los homininos comenzaron a adaptarse a una portura erguida característica de los humanos, pues hubo una comparativa entre los Australopithecus y los Ardipithecus.

Además, este estudio añade que este cambio evolutivo en la morfología de la mano entre Ardipithecus y Australopithecus, abre más preguntas sobre la coevolución de los humanos a lo largo del tiempo.

HFM


Compartir