TECNOLOGÍA

¿Qué son los tatuajes eléctricos? Sin agujas y wearables

La tecnología aplicada al arte corporal

Por
Escrito en TECNOLOGÍA el

El arte corporal ha existido desde hace más de 12 mil años y se ha utilizado como una forma de expresión e identidad y en muchas partes del mundo forma parte de la tradición nativa; ahora esta forma de expresión se está transformando y su siguiente paso podría no incluir tintas ni agujas en el proceso.

¿Dónde nació el e-tattoo?

La idea del e-tattoo o tatuaje digital se remonta a 2003 cuando un grupo de investigadores en Tokio diseñó la primera piel electrica flexible, eso desecharía la necesidad de agujas y tintas debido a que es una muy delgada piel sintética adherible equipada con circuitos eléctricos, no obstante, actualmente sus usos se enfocan mayormente en la medicina siendo utilizados como biomarcadores para señalar el ritmo cardiaco, incluso algunos de ellos no son eléctricos y reaccionan a los componentes químicos corporales como el sudor.

Distintos artistas alrededor del mundo han creado simulaciones digitales del potencial que tendría la tecnología aplicada al arte corporal, esto se basa principalmente en el trabajo de algunos artistas que utilizando tintas neon logran efectos sorprendentes al pasar el diseño por luz ultravioleta. 

Uno de los acercamientos más interesantes es el desarrollo de un diodo emisor de luz orgánico verde ultrafino (OLED) que se fabrica sobre papel de tatuaje temporal, este dispositivo fue creado de manera conjunta por el Instituto Italiano de Tecnología (IIT) y la University College de Londres (UCL), sin embargo aunque sorprendente, es necesario mucho más desarrollo debido a que al poder retirarse fácilmente con agua no resulta una opción asequible para quienes busquen tatuarse permanentemente. 

En 2019 Nicholas Williams y sus colegas de la Universidad de Duke en Estados Unidos, hicieron una demostración basándose en el prototipo italo inglés el cual tampoco estaba incrustado bajo la piel aunque demostraron que se podría aplicar a una parte flexible del cuerpo, en el caso de la demostración, fue el dedo.

Los investigadores crearon una tinta especial que contiene nanocables de plata que, una vez impresos en el cuerpo son flexibles y conductores de electricidad, adicional a esto colocaron una pequeña luz LED al sistema que se encendía cuando se aplica energía a través del material impreso. Williams señaló que esta tecnología puede ser útil para fines médicos, aunque posiblemente también se puede aplicar para fines artísticos.

Un wearable en tu piel

Otros entusiastas del arte corporal se han puesto a idear cómo y qué funciones podrían tener los tatuajes electrónicos, este es el caso de Electronic Ink, un concepto que consiste en un implante capaz de plasmar toda clase de diseños y que esté impulsada por una aplicación móvil, esto permitirá a su vez que el usuario cambie la imagen y haga retoques, asimismo, se presume que el concepto, que aún no está en desarrollo, pueda integrar funciones similares a las de los smartwatches, convirtiendo al tatuaje en un wearable.

cjv