NFL Super Bowl: TE EXPLICAMOS la tecnología dentro del campo

Si te gusta el futbol americano seguramente te has preguntado sobre la tecnología que utilizan dentro del campo, aquí te explicamos la magia que hay detrás de este gran deporte

NFL Super Bowl: TE EXPLICAMOS la tecnología dentro del campo

¿Te gusta el futbol americano? Entonces te has preguntado qué tecnología hay detrás de las líneas amarillas y azules (o rojas) que aparecen en el campo

¿Cómo le hacen para que los jugadores pasen sobre ellas si están montadas digitalmente?

El reto de la línea amarilla en el futbol americano, es que la escena cambia constantemente, por lo que se utiliza un modelo matemático 3D del estadio con tecnología láser, en conjunto con los movimientos y datos de la cámara para hacerlo exacto.

Normalmente en el futbol americano se usan 3 cámaras principales que se mueven para seguir la acción.

Durante el juego unen la información de la cámara y el operador, con la especificación de la yarda en la que se necesita… Es decir, combinan los datos de las cámaras con el modelado del estadio y lo adaptan a todos los cuadros que puedan reproducir.


El último paso es el más importante: que las líneas no atraviesen a los jugadores o aparezcan sobre ellos.

Antes de los partidos se le enseña al sistema qué puede ir sobre las líneas y esto se hace con los colores.  Qué colores tiene el pasto (si tiene zonas más amarillas, si es verde muy intenso, si hay zonas más terrosas, etc. ) y por supuesto, el color de los uniformes de los jugadores.

 

Esta tecnología, evidentemente, no es infalible, ya que cuando hay condiciones climáticas desfavorables puede fallar un poco. (Como cuando hay nieve).

Esta es la misma tecnología que se usa para meter el yardaje en los juegos, el mapeo en 3d.

Y el último secreto… es que sí hay un pequeño delay en la transmisión para que esta tecnología pueda funcionar, pero éste es de menos de un segundo.

Si quieres ver mejor como funciona esta tecnología, te invitamos a ver el siguiente video:

Por Montserrat Simó


Compartir