COLUMNA INVITADA

Por un voto informado

La disponibilidad de la información es una vía fundamental para promover la participación

OPINIÓN

·
Blanca Lilia Ibarra Cadena / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

El voto es el mecanismo efectivo por excelencia para hacer valer nuestra voz y materializar la voluntad de las mayorías con el objetivo de dar rumbo a nuestro futuro como país. Como herramienta indispensable de la vida democrática, éste se enriquece de la pluralidad, el diálogo y la acción de una sociedad que conoce, pregunta y hace valer sus derechos.

En ese sentido, es fundamental resaltar la importancia que tendrá nuestra participación libre e informada para fortalecer los comicios y legitimar los resultados, la cual no sólo se verá reflejada durante su desarrollo con la representación de personas observadoras y funcionarias de casillas, sino principalmente en las urnas. 

De acuerdo con el “Estudio sobre abstencionismo en México” elaborado por la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica del Instituto Nacional Electoral, la competencia justa y libre se sostiene en la habilidad de la ciudadanía para seleccionar a sus propios líderes mediante el sufragio; actividad que requiere considerar aspectos que han hecho que no la totalidad del padrón electoral vote, entre ellos, los costos para allegarse de la información mínima que les permita distinguir entre las personas candidatas y sus proyectos.

Derivado de lo anterior, podemos señalar que la disponibilidad de la información es una vía fundamental para promover la participación ciudadana durante la jornada electoral, por lo que contar con los insumos informativos necesarios para identificar la trayectoria, los proyectos, las iniciativas y la plataforma electoral de las personas candidatas y sus partidos, será indispensable para ejercer nuestro derecho y deber ciudadano.

Una vía importante para ello es identificando las herramientas que ayudan  a ejercer de mejor manera nuestro voto, como la transparencia y el derecho humano a la información, prerrogativas cuya utilidad permite a la sociedad acceder a información fidedigna, oportuna y de calidad; que contribuyen, por un lado, a mejorar la toma de decisiones y el ejercicio de un voto verdaderamente libre e informado; y, por otro, a combatir la desinformación en el contexto electoral.

Sin estos dos derechos sería imposible conocer el plan de trabajo de cada aspirante, así como comprobar y evaluar las acciones propuestas, su perfil y su experiencia para ponderar su idoneidad. En la obtención de esos insumos que nos permitan ejercer nuestro voto sustentado en información, no sólo los medios de comunicación y las autoridades electorales juegan un papel fundamental, sino toda la sociedad. Al involucrarnos contribuimos a hacer frente a fenómenos que tergiversan los valores democráticos y promovemos la construcción de un ambiente óptimo para el desarrollo del proceso.

En ese marco, es importante reiterar a la sociedad que el ejercicio de los derechos tutelados por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) no se detiene, por el contrario, continuaremos trabajando para garantizarlos a cabalidad; pues estoy convencida de que estas prerrogativas son puentes de entendimiento que brindan certeza entre quienes aspiran a gobernarnos y la ciudadanía.

Las elecciones son un momento crucial del proceso político en donde la ciudadanía tiene la capacidad de ejercer su voto y, a su vez, ser los principales beneficiarios de sus decisiones. Por ello, es importante que como escuchemos, preguntemos y conozcamos para decidir mejor. 

POR BLANCA LILIA IBARRA CADENA

COMISIONADA DEL INAI

@BL_IBARRA

EEZ