COLUMNA INVITADA

Atacar causas de la violencia y la impunidad

Nuestra intención es darles centralidad a las policías de los tres niveles de gobiernos y rescatarla del criminal abandono generado por el gobierno federal

OPINIÓN

·
Jorge Romero Herrera / Columna invitada / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

Ante la inocultable crisis de inseguridad e impunidad que enfrenta nuestro país, en el Grupo Parlamentario de Acción Nacional anunciamos una serie de iniciativas cuyo objetivo es sentar las bases para un México en paz. 

Iniciamos con dos iniciativas para fortalecer el régimen en esta delicada materia. La primera de ellas contempla reformas a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada y, la segunda, es un paquete para enmendar la Ley de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública y la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Respecto de la primera, es importante recordar que la reciente medición del Índice Global de Delincuencia Organizada señala que México ocupa el cuarto lugar mundial en incidencia de este fenómeno; sólo por debajo de la República del Congo, Colombia y Myanmar; siendo las extorsiones, los homicidios dolosos y la desaparición de personas los delitos que generan más inseguridad y zozobra.

La propuesta es integrar estos tres delitos y los delitos cibernéticos a la delincuencia organizada, para que sean investigados con los instrumentos idóneos y sancionados por las autoridades federales. Además, se propone la creación de un cuerpo policiaco de élite, con facultades especiales de investigación, monitoreo y rendición de cuentas.

El segundo paquete encuentra sustento en que es necesario profundizar las políticas de prevención de la violencia. Lo anterior requiere un compromiso integral y transversal. Nuestra intención es darle centralidad a las policías de los tres niveles de gobiernos y rescatarla del criminal abandono. 

El PAN entiende que la atención a las causas que dan origen a la violencia es indispensable, pero llevará tiempo. Mientras tanto, la ciudadanía no puede estar en estado de indefensión.

Las consecuencias de la negligente actitud del gobierno han significado la desarticulación de una necesaria visión sistemática para entender y atacar el problema de la inseguridad de manera completa, en la que cada componente, tanto del Estado como del gobierno, deben realizar sus funciones enfocándose en las tareas que deben ser consideradas prioritarias, para inhibir la falta de aplicación de las leyes en la que se encuentran diversas regiones.

Es fundamental fortalecer las capacidades institucionales, estableciendo universidades de seguridad en cada entidad, con un mismo y alto estándar de capacitación. De esa forma, se tendrán policías bien formados, bien pagados, que cuenten con seguros de vida, gastos médicos y becas a sus hijos.

Para lograrlo es necesario que temas como la salud, la economía, el empleo, la cultura, el deporte y el entorno urbano sean trabajados con la misma visión. Si las cosas siguen realizándose como hasta ahora, los riesgos e incidencia de fenómenos criminales de todo tipo seguirán creciendo.

Además, se requiere inversión en equipamiento e infraestructura que permita enfrentar en igualdad de circunstancias al crimen organizado. También se necesita inversión en inteligencia y severos castigos a políticos que pactan con los criminales en aras de ganar elecciones.

La convocatoria del PAN es convertirse en la generación de paz, entendiendo que no son cifras, son personas y que mientras la paz llega, los abrazos son para la familia, para los amigos, y las acciones firmes son contra los que lastiman a México.

POR JORGE ROMERO HERRERA

COORDINADOR DEL GPPAN

@JORGEROHE

PAL