DESDE AFUERA

México, ¿entre nearshoring y allyshoring?

La situación del país, como uno de los mayores socios comerciales de EU, enfrenta la disyuntiva de ser simplemente vecino y socio comercial o aliado

OPINIÓN

·
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

América del Norte tiene una formidable oportunidad enfrente, a condición de que sus líderes quieran asumirla.

Es lo que algunos llaman nearshoring, esto es la transferencia de parte de la producción a terceros que, aunque estén en otros países, están localizados en destinos cercanos y con una zona horaria semejante.

Ahora otros, como el exembajador estadounidense Antonio Garza, hablan del allyshoring, que en términos más directos implica el colocar esos procesos productivos en países aliados y la posibilidad de reemplazar a China como proveedor principal de Estados Unidos, como señaló recientemente el senador Ricardo Monreal.

Ciertamente es uno de los puntos que se abordarán en la IX Cumbre de las Américas, el próximo junio en Los Ángeles.

En opinión de Garza, "la administración Biden debe posicionar a EU para contrarrestar las agresiones económicas de China. Este verano, Biden debe decidir si mantiene los aranceles de la era Trump a China, que son populares entre su base de sindicatos e industrias nacionales, pero que contribuyen a la alta inflación que golpea los bolsillos de los consumidores".

La semana pasada, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, afirmó que la mejor estrategia para enfrentar las "prácticas comerciales desleales" de China es que los aliados de EU y Europa se erijan en un frente unido.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se ha referido a su vez a la importancia de crear una unión comercial hemisférica para asegurar competitividad ante la creciente competencia china. La fórmula tal vez debería limitarse al entorno geopolítico más cercano —Centroamérica, el Caribe—, pero es una señal.

A su vez, China hace sentir su presencia en el continente americano con base en su comercio e inversiones, sobre todo, con países como Brasil, Argentina, Chile y Perú, al margen de acercamientos político-económicos con Bolivia, Cuba o Venezuela.

En ese marco hay un grupo de "Desarrollo en Democracia", integrado por tres naciones más pequeñas que aquellas, pero con una visión propia de sus necesidades, que en términos reales buscan el nearshoring y probablemente desearían llegar al allyshoring.

El grupo creado por Costa Rica, Panamá y República Dominicana es definido por ellos mismos como "un espacio informal de diálogo y coordinación estratégica" para fomentar el crecimiento económico "en el marco de la democracia, los derechos humanos y los objetivos de desarrollo sostenible".

La situación de México como uno de los mayores socios comerciales de EU no parece en peligro, pero está en la disyuntiva de ser simplemente vecino y socio comercial o aliado.

Cualesquiera sea la ruta, podría ser mejor aprovechada hacia dentro y hacia afuera: mejorar la educación, incrementar la infraestructura y el estado de derecho, pero también la relación con posibles aliados al interior del inevitable socio estadounidense.

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM
@CARRENOJOSE1

MAAZ