ALHAJERO

El tamaño del desaire

A sus mejores operadores políticos, a quienes le han sacado las castañas del fuego, el propio presidente los ha despreciado

OPINIÓN

·
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Imposible que pasara desapercibido el desaire del presidente de La República, Andrés Manuel López Obrador, hacia Ricardo Monreal, en la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Porque no sólo se notó la ausencia del senador zacatecano en el terreno de juego de los presidenciables: a la par de Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard (y Adán Augusto López), si es que hubiera piso parejo.

El desaire a Monreal fue aún más evidente cuando, entre los invitados especiales, se vio descender del avión de la Fuerza Aérea que acababa de aterrizar en Santa Lucía, a Ignacio Mier Velazco, coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados.

Ahí ya no cabía la excusa de que sólo habían invitado a los presidentes de las Mesas Directivas del Congreso (Olga Sánchez Cordero, por el Senado; y Sergio Gutiérrez Luna, por la Cámara de Diputados).

Es más, si nos ponemos estrictos, mayor representación que Mier tiene Monreal, pues además de coordinador del grupo parlamentario de Morena –cargos que ambos tienen en sus respectivas cámaras-, el exgobernador es presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado. De ese tamaño es el desaire.

TE PUEDE INTERESAR: (Otra) reforma vergonzosa

Indignante, la verdad, el maltrato de López Obrador. Tales desaires no hablan bien de un Jefe de Estado y mucho menos le ayudan a gobernar. Tampoco, ciertamente, dejan bien parado a quien es objeto de tal desdén y simplemente calla y aguanta.

Es el caso de Monreal y ha sido el caso de Marcelo Ebrard. Los dos han tragado sapos; los dos –sus mejores operadores políticos, quienes le han sacado las castañas del fuego- han sido desairados y despreciados por el presidente en estos últimos días.

¿Eso enaltece a López Obrador? Más bien, lo demerita. Todos quedan en situación infame.

IMPRESIONANTE EL PARO NACIONAL

TRANSPORTISTA.- De muy distintos puntos del país, desde Baja California hasta Quintana Roo, provinieron los bloqueos en las carreteras y los gritos de protesta de integrantes de la Alianza Mexicana de Organización de Transportistas (AMOTAC).

Bloqueos exigiendo seguridad. Parar los asesinatos cotidianos de sus compañeros. Prohibir los vehículos de doble remolque y reemplacamiento. Detener casos de abuso de autoridad y extorsiones por parte de policías. Frenar el cobro excesivo de grúas, entre otras demandas.

GEMAS: Obsequio del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, en su proyecto sobre el caso de Laura Morán, pareja de Federico Gertz Manero: "No es posible esperar que una mujer sin conocimientos especializados y en franca situación de vulnerabilidad - pues tenía 88 años- se condujera como si tuviese habilidades excepcionales para evitar la muerte de una persona gravemente enferma. Es lógico, por tanto, que no puede ser responsabilizada por un resultado -la muerte de su pareja sentimental de 50 años- que razonablemente no podía evitar".

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

SIGUE LEYENDO

Slim, Jiménez Espriú y el destino del NAIM

Dónde está México realmente

El trofeo de Morena

 

MAAZ