SILBATAZO INICIAL

De guillotinas y bombazos norteños…

Pedro Caixinha y Javier Aguirre quedaron fuera de los equipos de Santos y Rayados en el torneo de la Liga MX

OPINIÓN

·
José Eduardo Iga / Silbatazo Inicial / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Apenas en la entrega anterior poníamos en tela de juicio el proceso de Pedro Caixinha al frente de Santos Laguna. Resulta paradójico cómo el conglomerado dirigido por Alejandro Irarragorri es quizá el que mejor gestiona los procesos largos en este país, y decidió, después de ocho compromisos oficiales, cortar uno lleno de verborrea y nulo futbol. El estratega portugués, del cual hacía referencia la semana previa, dejó a los laguneros con dos míseros puntos en el torneo doméstico, siendo el equipo más goleado y la única victoria que consiguió en el año, no sirvió de nada dado que fue en la Concachampions, donde al final entregaron la eliminatoria, dicho sea de paso, con otra goleada en contra. 

Tras la destitución, el mando de la organización se disculpó por su “error” al traer a este cuerpo técnico. Pensaron que, al conocer la casa y las formas de trabajo, harían una transición ordenada, pero lo que importa más en Santos, es respetar los pilares institucionales que se han impuesto y que les ha hecho tan exitosos como jugar por lo menos, con el 33 por ciento de canteranos. 

Pedro demostró que para él los jóvenes no importan y pagó las consecuencias al no darle oportunidades y generar competencia interna. Seguro estoy que de haberlo hecho lo hubieran aguantado un poco más. El Forcado se la buscó, y ya encontró la guillotina tras un triunfo, un empate y seis reveses.

En Monterrey también explotó la bomba. Se fue el entrenador que ha traspasado fronteras. Un tipo multicultural y con métodos europeos de entrenamientos: Javier Aguirre. Su discurso se había convertido semana a semana en un cúmulo de excusas interminables. Pese a ganarse su boleto al Mundial de Clubes, su participación fue execrable, y aunque los números no lo dictaminen, quizá en funcionamiento ha sido la peor de un equipo mexicano en proporción a la nómina que ostentan.

TE PUEDE INTERESAR: Esta película ya la vi

Para nada defiendo al Vasco. Sin embargo, luego de tres destituciones de estrategas de renombre. ¿Quién va a juzgar a los jugadores?

Se fue Diego Alonso. Dirige a Uruguay. Antonio Mohamed, campeón con América, Xolos y los mismos Rayados. Está en la silla de uno de los equipos más importantes de Brasil con los que ya también alzó un título al llegar.

El pecado ha sido nuestro, al pensar que tienen una gran plantilla. Señores, son más los nombres. Sí, llenos de seleccionados, pero muchos becados del Gerardo Tata Martino. Héctor Moreno, llegado del futbol árabe. No habrá estado allí por ser competitivo.

César Montes y Jesús Gallardo, de un nivel bajísimo ya desde varios torneos. Matías Kranevitter, en aquel tiempo seleccionado argentino, pero traído del futbol ruso. Rodolfo Pizarro, con dividendos deleznables en Estados Unidos. Poncho González, más intermitente que yo haciendo dieta. Rogelio Funes Mori, que aunque histórico, falla más de las que mete. No es coincidencia su mal momento. Directivos en La Sultana, dejen de correr técnicos y comiencen a echar a ocho o nueve jugadores que llevan varios años extras.

POR JOSÉ EDUARDO IGA
TITULAR DE ARREBATO DEPORTIVO EN EL HERALDO RADIO TORREÓN
@JOSE_IGA

SIGUE LEYENDO

¿Directivos locales al rescate? ¿Quiénes son los culpables?

La mejor amiga de Tigres...

El Santos Laguna y su mayor enemiga…

PAL