TODOS SOMOS MÉXICO

¿Qué podemos ofrecerle al 2022?

Este año nos encuentra como somos ahora y no como fuimos, ni como seremos

OPINIÓN

·
Mauricio Farah / Todos Somos México / Columna Invitada

Cuentan que Heráclito decía que “nadie se baña dos veces en el mismo río”, porque un río no es el mismo en dos instantes sucesivos. Le pediré prestado este principio al filósofo para decir que nadie vive dos veces el mismo año, porque el tiempo corre como río y lo que sucede en él es siempre distinto, aunque a veces se parezca.

No profundizaré en el concepto tiempo, porque me sucede lo que a San Agustín. Óiganlo: “Creo saber lo que es el tiempo cuando no tengo que explicárselo a nadie, pero si tengo que explicárselo a alguien me doy cuenta de que no lo sé”.

Así pues, ¿cómo vivir este 2022? Seguramente no como hemos vivido los anteriores, porque cada año trae consigo sus propias circunstancias, condiciones, contextos y nosotros también tenemos algo de nuevo, pues, como escribió Neruda:

“Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos”. Lo escribió cuando tenía apenas 20 años de edad y, en efecto, podemos estar seguros, no volvió a ser nunca él mismo.

Este año de apenas unos días de nacido nos encuentra como somos ahora y no como fuimos, ni como seremos.

Por eso es y será diferente, como cada ciclo. A veces nos preguntamos ¿qué puede ofrecernos el año nuevo? Parafraseando a Kennedy, también podríamos preguntarnos qué podemos ofrecerle nosotros a este año que comienza. Y de allí se sigue qué estamos dispuestos a hacer, dar, compartir, difundir, sugerir, convocar, construir.

Y quizá también se siga a aspirar, a asumir más claramente nuestras responsabilidades, como, por ejemplo, aceptar, reconocer y corregir nuestros errores o solidarizarnos con el sufrimiento y las pérdidas de otros; o asumir las consecuencias de nuestros actos y omisiones; o ser capaces de ir más allá de nuestro círculo de interés para defender, proteger o promover los derechos de los más vulnerables.

Y de este punto puede irse más allá, a donde no quiero llegar ahora, porque más que consejos o soluciones, quiero compartir inquietudes para ver si andando las palabras podemos encontrarnos, dialogar y reunirnos, que sería un buen principio para trabajar juntos por nuestra casa común.

Y si alguien está pensando con toda legitimidad en crecimiento personal, le comparto esta regla de Jordan B. Peterson en su nuevo libro Más allá del orden. “Imagina quién podrías ser y pon todo tu empeño en serlo”.

En todo caso, que la vida sea con nosotros como era el rey Dionisio con sus amigos filósofos. En una ocasión, a Aristipo le dio dinero y a Platón un libro, y cuando alguien le reprochó a Aristipo haber aceptado aquella disparidad, éste contestó: “Bueno, yo necesito dinero, Platón necesita libros”.

Pues que así sea.

Que nos ganemos lo que cada quien necesita o desea: libros, dinero, amor, hijos, viajes, obras, lo que cada quien quiera, pero eso sí, que haya salud y armonía para todos. Y para el país, unión y paz.

POR MAURICIO FARAH
SECRETARIO GENERAL DE SERVICIOS ADMINISTRATIVOS DEL SENADO
@MFARAHG

CAR