LA ENCERRONA

Los retos legislativos

Además de los temas de coyuntura que enfrentará esta Legislatura, deberán lograr una paridad real dentro de la Cámara

OPINIÓN

·
Adriana Sarur / La Encerrona / Opinión El Heraldo de México

El pasado miércoles 1 de septiembre se instaló en el Palacio de San Lázaro la LXV Legislatura, entre porras, vítores y abucheos de los distintos grupos protagonizados por Morena (y aliados) y la oposición, respectivamente. Su primer encargo fue recibir el tercer Informe de Gobierno, por parte del Poder Ejecutivo y las distintas voces y encuadres al respecto no se hicieron esperar. Mientras la oposición dice que, en realidad, no se informa nada nuevo y que todo va mal en el país, el oficialismo sólo se remonta a repetir el eslogan del presidente: “hechos, no palabras”.

Pero más allá del “ruido” que genera la nueva configuración de la Cámara Baja, el trabajo de las y los legisladores tendrá un relieve importante para la parte final del gobierno del presidente López Obrador, pues desde Palacio Nacional quedan algunos pendientes que desean satisfacer antes de terminar la llamada Cuarta Transformación. La Cámara de Diputados en la nueva Legislatura se conforma de la siguiente manera: 278 diputados de la 4T (55.6 % de la Cámara). La oposición contará con 199 diputados (39.8 %) de Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), sumado a lo que MC pueda aportar con las pocas curules conseguidas.

En este sentido, esta 65 Legislatura nos va a proporcionar mucha “carnita”, pues nombres como Santiago Creel, Alejandro Moreno, Rubén Moreira, Margarita Zavala, Idelfonso Guajardo o Gabriel Quadri serán un dique difícil de sortear para Morena al momento de legislar los mandatos del titular del Ejecutivo. El primero de estos pendientes legislativos es que “pase” -sin moverle ni una coma- el ordenamiento y pregunta acerca de la revocación de mandato, sin embargo, tal y como está escrita la pregunta, no dejarán que suceda, pues la experiencia con la consulta del “juicio a expresidentes” dejó más dudas que certezas, tema que suscitó la primera discusión álgida en San Lázaro.

Aunado a estos temas, la Cámara tiene tarea acumulada, pues existen 41 leyes secundarias y artículos transitorios vencidos de los 46 que tienen pendientes. Entre los más importantes son la regulación de los lineamientos de reelección consecutiva, la nueva Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación, la Ley del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la regulación del cannabis, la Ley General en Materia de Movilidad y Seguridad Vial. Para sacar adelante estas tareas será fundamental el consenso, las negociaciones y la voluntad política para llegar a acuerdos entre Morena y el bloque opositor.

Además de los temas de coyuntura que enfrentará esta Legislatura, permanecen los retos estructurales, tales como lograr una paridad real dentro de la Cámara, ya que si bien, la Legislatura anterior (64) representó una igualdad aritmética entre diputados y diputadas, la realidad fue que nosotras seguimos relegadas en las tomas de decisión. En esta ocasión se debe consolidar la equidad en cuanto al peso político se refiere. Otro tema es la profesionalización de los cuerpos legislativos, la implementación del servicio profesional de carrera es una deuda que se tendrá que “pagar” en esta Legislatura, nuestro país merece a las mejores mujeres y hombres para legislar a favor de la sociedad.

POR ADRIANA SARUR
ADRIANASARUR@HOTMAIL.COM
@ASARUR

PAL