CRUZ Y GRAMA

De Toluca para el país: los prisidenciables

Durante el Cuarto Informe de Resultados del Edomex hubo una pasarela de personajes que pueden participar en la candidatura de 2024. El más notable fue Del Mazo

OPINIÓN

·
Hugo Corzo / Cruz y Gama / Opinión El Heraldo de México

El de ayer, más que un evento para dar a conocer el estatus que tiene el Estado de México, a cuatro años del actual gobierno estatal, fue una verdadera pasarela de presidenciables. Y, por supuesto, entre ellos, estaban los prisidenciables del tricolor, de los cuales destacó, sin duda, el anfitrión.

El gobernador Alfredo Del Mazo Maza invitó a diversos personajes estatales, regionales y nacionales, a escuchar el mensaje que dirigió desde el patio del Palacio de Gobierno, en la capital del estado, respecto a su IV Informe de Trabajo.

Ahí, en primera fila, estuvo el primer círculo del Presidente Andrés Manuel López Obrador: el secretario de Gobernación, Adán Augusto López; la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum; el coordinador de los Senadores de Morena, Ricardo Monreal, y la senadora y ex titular de la política interior del país, Olga Sánchez Cordero: una buena mano de poker.

Y también aparecieron algunos de los que se consideran tirados del PRI para la candidatura grande de 2024: el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, y el senador por el Edomex, Eruviel Ávila. Pero el anfitrión, a quien le escucharon destacar el trabajo realizado durante el imposible año de la pandemia, se perfiló entre la concurrencia como el mayor de los prisidenciables.

Ahí le escucharon subrayar el trabajo de los últimos 12 meses, inscritos en la fase más cruda de la inmovilidad social y económica por el Coronavirus. Sus principales logros, tres. De entrada, el propio manejo de la pandemia, pues Del Mazo fue el primer gobernador en informar, vía redes sociales, de los pormenores del movimiento del ahora famoso semáforo epidemiológico local, y de las acciones día a día para enfrentar la crisis.

En segundo lugar, el Salario Rosa. El programa social que ha dejado más que asombrados, hasta envidiosos, a quienes se dicen dueños de la patente de la promoción de programas sociales: los legisladores de Morena. Esta tarjeta de apoyos, que está fiscalizada y auditada por la ONU, destacó el Gobernador mexiquense, fue el salvavidas que mantuvo a flote a muchas familias que perdieron todo ingreso durante la crisis por COVID-19. También, subrayó la disminución de algunos delitos de alto impacto, como la extorsión y el robo a autotransporte, que había asolado a usuarios y comerciantes en la entidad. Un mensaje sobrio, pero contundente el del mexiquense.

Y de colofón, hubo otra breve pasarela, la de los aspirantes a suceder a Del Mazo: el diputado Elías Rescala, coordinador de los priistas en el Congreso local; Alejandra del Moral, lideresa del tricolor en la entidad, y Enrique Vargas del Villar, el legislador que coordina al PAN en la Legislatura mexiquense.

Quien dejó un gran signo de interrogación por su ausencia fue la gente de Texcoco, de donde se supone que saldrá el próximo candidato (¿y mandatario?) de Morena en el Edomex: el senador Higinio Martínez; la secretaria de Educación, Delfina Gómez, y el titular de Aduanas, Horacio Duarte. Pero esa, es otra historia.

POR HUGO CORZO
HUGO@ELHERALDODEMEXICO.COM
@HUGO_CORZO

CAR