COLUMNA INVITADA

El fantasma de la agenda progresista en el Edomex

Las y los mexiquenses anhelan un Estado libre de discriminación que garantice su derecho a la igualdad, al amor y a la libre autodeterminación

OPINIÓN

·
Daniel Sibaja / Columna invitada / Opinión El Heraldo de México

La agenda progresista ha dado pasos firmes y contundentes en nuestro país durante las últimas semanas, especialmente en dos temas centrales: 1. La interrupción legal del embarazo; y 2. El matrimonio igualitario. Por una parte, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió por unanimidad que la criminalización del aborto es inconstitucional; por otro, 22 de las 32 entidades federativas, es decir, más de 70% del país, han aprobado el matrimonio entre personas del mismo sexo.  

Sin embargo, ese avance no ha tenido ni el mínimo eco en el Estado de México ni en sus gobernantes, pues, si algo caracteriza al gobierno mexiquense es su falta de voluntad política y apertura para garantizar los derechos igualitarios de los mexiquenses, lo que representa un nulo avance en la agenda progresista. A pesar de que, en 2015, la SJCN declaró inconstitucional prohibir el matrimonio entre parejas del mismo sexo por ser discriminatorio (tesis jurisprudenciales 46/2015 y 43/2015), la clase política mexiquense, grupos conservadores han sido férreos opositores a su avance.

¿Por qué el Estado de México tiene nulos avances en la agenda progresista? Durante años, la clase política ha hecho creer que existe una desaprobación por parte de los mexiquenses en estos temas. Sin embargo, más de 70% de los mexiquenses aprueban el matrimonio igualitario, lo anterior, de acuerdo con la “Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017” del Inegi y la encuesta “GBT+ pride 2021 global survey”, realizada por la empresa Ipsos.

Es decir, la narrativa construida por el gobierno estatal es errónea: las y los mexiquenses anhelan un Estado libre de discriminación que garantice principalmente su derecho a la igualdad, al amor y a la libre autodeterminación.

Hace unos días, en su discurso, durante la apertura del periodo ordinario de sesiones de la LXI Legislatura, el gobernador Alfredo del Mazo afirmó que “es el tiempo de las mujeres”, en los próximos meses sabremos si era una llamada de acción para la bancada de su partido político o palabras muertas que quedarán en el olvido.

Por mi parte, como representante popular de una coalición progresista, haré todo lo posible para dialogar, construir e impulsar esta agenda que anhelan millones de mexiquenses. Adecuar el marco normativo para lograr que la agenda sea una realidad debe ser una de las principales encomiendas de la LXI Legislatura del Estado de México.

Se ha dicho hasta el cansancio que es momento de poner el interés de los mexiquenses por encima de los intereses personales o de grupos, ¡no hay mejor momento que éste para demostrarlo!  

¡Vivan la igualdad y la fraternidad!

POR DANIEL SIBAJA
DIPUTADO LOCAL ELECTO POR ECATEPEC
@DANIELSIBAJA_

dza