ALHAJERO

Los de abajo y la carta de Delfina

El incidente quedó marcado como “la carta de Delfina”, aún y cuando en el entorno de la secretaria Delfina Gómez señalaban a su vez a otros de “abajo”

OPINIÓN

·
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

En este caso, el título no remite a la novela del jalisciense Mariano Azuela, por más que la historia remita a la lucha de los pobres contra los ricos, en tiempos de la Revolución Mexicana.

No, aquí tiene que ver con una expresión de López Obrador en su mañanera de ayer, a propósito de la carta que pidió la Secretaría de Educación Pública a los padres de familia “en donde autorizan que el pequeñito puede estar en la escuela”.

Y es que fue tal el revuelo que armó tal petición que el propio presidente marcó su raya, se deslindó de tal absurdo, lo echó abajo y acusó de su autoría a “una decisión de abajo”.

¿De quién en particular semejante obscenidad? ¡Quién sabe!,  pero seguro provino de “abajo”; de allá donde las rémoras del periodo neoliberal siguen haciendo de las suyas entre la burocracia.

“¿Ustedes creen que yo tuve que ver con la carta? –planteó el propio Andrés Manuel- ¡Pues no! Fue una decisión de abajo.

“Sí me hubiesen consultado hubiese dicho: ¡Nooo!, somos libres, prohibido prohibir; pero todavía tenemos que ir limpiando al gobierno de estas concepciones burocráticas, autoritarias…”.

¿Qué cómo fue que la titular de la SEP, Delfina Gómez, aceptó semejante idea y la incorporó a su decálogo para el retorno a clases presencial el próximo 30 de agosto? Otro misterio.

AMLO no quiso mencionar el nombre del responsable. “No sé”, repuso cuando se le inquirió al respecto.

Pero quedó claro que, allá abajo, la maestra se llevó su regaño, así fuera por aceptar y/o dejar pasar al menos tal petición. Lo malo del caso es que el incidente quedó marcado como “la carta de Delfina”, aún y cuando en el entorno de la secretaria señalaban a su vez a otros de “abajo”.

Aunque no faltó también quien mirase y señalase hacia los lados…

-0-

LA CNTE ARRANCÓ ENCUESTA.- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) arrancó ayer una encuesta –30 mil cuestionarios- entre padres familia y tutores sobre distintos aspectos del retorno a clases.

Preguntan si las escuelas cuentan con higiene e infraestructura adecuada; si consideran que la población en general debe estar vacunada; si con la variante Delta, que afecta más a niños y jóvenes, consideran que hay riesgo de que acudan en forma presencial; si están de acuerdo en que el ciclo escolar comience con clases presenciales.

En opinión de la Coordinadora (que agrupa a cerca de 500 mil docentes) el retorno a clases el 30 de agosto no debe hacerse aún de manera presencial, sino hasta que pase el pico de la pandemia y se vacune a los niños de 12 años en adelante.

Miembros de la CNTE están en pláticas con la secretaria de Educación para tratar de llegar a un acuerdo.

-0-

NO NECESITAN VACUNAS PARA ABRIR ESCUELAS. El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell reiteró que los menores de 18 años no tienen riesgos altos frente al COVID. 

“La probabilidad de que un niño en este momento tenga COVID es muy baja. La probabilidad de que un niño con COVID termine hospitalizado es muy, muy baja. Y la probabilidad de que un niño con COVID hospitalizado pierda la vida es muy, muy, muy baja”.

Gatell insistió en que la persona vacunada puede seguir contagiando. 

Así que, en el marco del retorno a clases, alegó que no tiene sentido científico argumentar que sólo si se vacuna a menores de edad se pueden abrir las escuelas, dado que las vacunas —todas las existentes—, no reducen la posibilidad de transmisión.

-0-

GEMAS: La Secretaría de Salud reportó ayer 877 muertes más por COVID-19 —la cifra de muertes más alta de la tercera ola en el país—, acumulando 249 mil 529 decesos, según las cifras oficiales. 

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

PAL