TRES EN RAYA

Samuel García, el nuevo protegido de Palacio

El inquilino de Palacio sabe que necesita aliados, así sean tan erráticos y cuestionados, como está resultando ser el gobernador electo de NL

OPINIÓN

·
Verónica Malo Guzmán / Tres en Raya / Opinión El Heraldo de México

Desde Palacio se apoya a Samuel García y se va en contra del INE, lo cual no es novedad ya que se insiste en vulnerar la autoridad del instituto electoral. Pero tampoco es nada nuevo en otro frente pues, desde las elecciones pasadas, tras la abrupta caída de la candidata de Morena a la gubernatura de Nuevo León, el “suplente” naranja se convirtió en la opción de la 4T. 

Se confirmó que la Fiscalía General de la República y la UIF, comandada por Santiago Nieto, iniciaron carpetas de investigación contra Adrián de la Garza (abanderado del PRI), pero las denuncias contra Samuel, de Movimiento Ciudadano, se han quedado en dichos.

Tampoco sorprende que Morena haya pactado con el PVEM, instituto que quebranta la ley cada vez que le viene en gana, y que va como pegote de otros partidos hasta ganar una gubernatura con candidatos tan cuestionables como Ricardo Gallardo, en SLP, quien era denominado “mafiosillo” por López Obrador hasta hace poco…

La señalización realizada por AMLO es cuestionable. Decir que el INE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se desempeñaron de manera “politiquera” al cancelar, entre otras, las candidaturas de Félix Salgado. El primer mandatario prefirió defender a un impresentable acusado de violador. Así son sus prioridades y, ahora, sus nuevos protegidos. Y todo, a pesar de que Samuel García, su familia y su campaña política hayan infringido la norma electoral.

El inquilino de Palacio sabe que necesita aliados, así sean tan erráticos y cuestionados como los miembros del Verde o un próximo gobernador, como está resultando ser Samuel García incluso antes de iniciar funciones.  

Mas no sólo los hace aliados, los convierte en parte de su clan; y únicamente si se salen de sus límites o muestran independencia, les amenaza con posibles investigaciones de corte legal.

Por cierto, el apoyo del Presidente a Samuel fue paralelo al de Beatriz Gutiérrez a Mariana Rodríguez en redes sociales.

La inquina contra el INE radica en que el órgano electoral multó a MC con 55 millones de pesos, y a Samuel con 28 millones de pesos por los servicios prestados en campaña por Mariana quien, además de ser su esposa, es una reconocida influencer que cobra por sus campañas. Es de notar que, adicionalmente, se le cuestiona al gobernador electo —no sé si media un proceso judicial real— por haber recibido aportaciones privadas ilegales por parte de diversos actores de su familia que actuaron como intermediarios. Pero de eso nadie dice nada; García y Rodríguez prefieren actuar de víctimas.

López Obrador calificó como “normal” el apoyo de Mariana Rodríguez a Samuel García. Más valdría preguntar si ella también consideraría normal que cualquier persona la contratara como “influyente” y después no le pagara.

Cuando mucho, existe un vacío legal que hay que atender y solventar, pues las actividades que ella realizó sí están tipificadas como apoyo que se debe pagar.

En todo caso, en lugar de explicar sus razones de por qué estarían en lo correcto o utilizar las medidas legales en contra de la multa, Samuel García y su mujer se burlaron del INE en sus redes sociales. Demostraron su desprecio por la ley y la autoridad.

Así, entre los videos con sorna compartidos por Mariana, el apoyo de AMLO, de Beatriz y del mismo MC, se va gestando un personaje conocido por sus desplantes y comentarios de nene mimado, pero no por sus propuestas de gobierno. Tampoco por su labor realizada como senador.

Todo lo anterior, sumado a que él —sin haber ni siquiera comenzado a despachar— ya se apuntó para contender por la grande en 2030, hace pensar que en una de esas Samuel se puede volver el candidato de AMLO para 2024. Total, lo “dicharachero”, lo bien que utiliza las redes sociales, y quien tiene la cercanía desde su campaña con el macuspano nacional es García.

No es broma sugerir que el defensor de Samuel en Palacio empiece ya a sopesarlo y medirlo como un sucesor. Total, cumple con ser un político oportunista, sin experiencia, burlador, cínico de la ley y tener el “plus” de una esposa que es influencer en las “benditas redes sociales”.

Claudia Sheinbaum debería estar alerta; este recién llegado le puede comer el mandado. Samuel García es el nuevo protegido de Palacio.

POR VERÓNICA MALO
VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM

dza