Cruz Azul, adiós fantasmas

23 años después, la Máquina vuelve al campeonato

Cruz Azul, adiós fantasmas
Geru / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

El Guard1anes 2021 quedará en la historia. Después de 23 años y medio, Cruz Azul volvió a levantar un título de liga. Perdieron 6 finales antes de poder saborear la gloria una vez más. Fue incluso poético, ya que fue Juan Reynoso el capitán que alzó el trofeo en el 97. Hoy, el peruano es el director técnico que rompió la sequía celeste. Muchos de nosotros nunca pensamos verlo, pero es verdad, Cruz Azul es campeón del futbol mexicano.

Hoy quiero reconocer a los aficionados de La Máquina. Aguantaron burlas, memes, fracasos, soportaron, incluso, ser la comidilla de la comunidad futbolera de México.

Ahora les toca festejar como nadie, desahogar toda es frustración acumulada a lo largo de 23 años. Este es un gran ejemplo de cómo vencer el auto sabotaje y de cómo hasta las inseguridades y traumas más pesados se pueden superar.

Sí debemos señalar responsables de este título, empezando por el ya mencionado Juan Reynoso. El peruano, que ya conocía lo que era ganar con Cruz Azul, se encargó de trabajar a un plantel que apenas 6 meses atrás había dejado ir una ventaja de cuatro goles en semifinales.

No sólo se trató de ganar, fue el cómo ganaron. Por primera vez en años, los celestes mostraron sangre caliente y hambre de triunfo, además de que, tácticamente, el estratega sudamericano supo explotar el talento que tenía a su disposición. Reynoso rescató a jugadores que habían sido desechados, como Guillermo “Pol” Fernández, Walter Montoya y Bryan Angulo; administró al plantel de manera que todos se sintieran importantes y dieran todo en la cancha.

Esto generó cohesión y le permitió tener un equipo integrado, además de sano y con pocas lesiones. En general el equipo demostró muy buen nivel, pero hay jugadores que son dignos de mencionar: José de Jesús Corona, el arquero, quien fue fundamental en este torneo y en particular en la Liguilla. A diferencia de otras veces, no hubo errores, sólo atajadas salvadoras. El capitán del Cruz Azul se mostró como tal.

Por otra parte, Julio César Domínguez, “El Cata”, dejó atrás las desconcentraciones infantiles y se mostró sólido durante todo el torneo. Luis Romo, sin duda, fue el mejor jugador de Cruz Azul, un todo terreno con un gran nivel, hizo el gol de la victoria en la ida y le dio estabilidad al mediocampo cementero. Ignacio Rivero fue el comodín del equipo, jugó de lateral por ambas bandas, de contención, de interior, de volante y en todas las posiciones cumplió con creces.

Por último, el cabecita Rodríguez, el del gol del título y el mejor delantero de la liga el último año. Felicidades a Cruz Azul, pero sobre todo, felicidades a sus aficionados, lo merecen. Parece ser el inicio de una nueva era en la Noria; por ahora, sólo queda festejar para ellos y esperar para el resto.

POR GERU

GERUCORREA@GMAIL.COM

@el123pormi

MAAZ


Compartir