IT'S THE BEAT

Prejuicios de la música electrónica (Parte 1)

La música electrónica tiene fans acérrimos en todos los rincones del mundo, pero así mismo hay muchas personas que consideran este género musical como “música del diablo”

Majo Montemayor / It's the beat / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

La música electrónica siempre ha estado inmersa en un sin fin de prejuicios que se han quedado a lo largo del tiempo y que algunas personas parecen no quitarse de la cabeza. 

No es ninguna novedad que la música electrónica tiene fans acérrimos en todos los rincones del mundo, pero así mismo hay muchas personas que consideran este género musical como “música del diablo”, que “suena toda igual”, que es de drogadictos y que los DJs son personajes que sólo presionan “play” a la música que hizo alguien más.

Nada más lejos de la realidad. Por eso vamos a desmitificar algunas suposiciones que se han hecho en torno al EDM.

Empecemos por la más básica de todas, es música que sólo puede disfrutarse en compañía de sustancias ilegales. 

La realidad es que el consumo de drogas en los festivales de música electrónica es muy similar al que se tiene en festivales de cualquier otro género. Lo más impactante es que la mayoría de las personas que amamos asistir a eventos de música electrónica lo hacemos por el amor a la música, no por que es el lugar perfecto para “viajarnos”. 

Hay algo que predomina en la escena electrónica, la cultura PLUR, que hace énfasis en el amor y la aceptación. El EDM nos da un sentimiento de pertenencia que muy pocas veces sentimos en otras experiencias en nuestras vidas. Por el fin de semana que dure el festival, no importan razas ni edades, porque todos estamos ahí por la música.

El que la música electrónica tenga el estigma de las drogas probablemente venga de los primeros raves en donde sí se hacía consumo excesivo de estas sustancias, sin embargo, al final del día, el usar o no drogas siempre será una decisión personal y no tiene por qué estar ligada a un tipo de música en específico. 

Es como decir que todos los que escuchan metal son sádicos. Simplemente, no tiene ningún sentido.

Otro de los grandes prejuicios que hay alrededor de la electrónica es que el DJ es un personaje vanagloriado que sólo aprieta play. 

El pensar esto, es simplemente ignorancia; basta con ver los sofisticados equipos con los que trabajan los DJs para darse cuenta que requiere técnica. Dejando de lado el tiempo que requiere aprender a utilizar estos equipos, saber qué frecuencias se pueden bajar o subir, el tempo que tiene cada track, empatar canciones, no hacer caballazos y demás cosas meramente técnicas, lo que más me causa admiración en los DJs es que saben qué pista puede combinar a la perfección con otra, en qué momento hacerlo para que suene bien, y no sólo eso, si no también el arte de leer a la gente para que siempre se mantenga bailando y que el DJ sea el cómplice de lo que después llamaremos “la mejor noche de nuestras vidas” (cosa que claramente no podría lograrse sin buena música).

Y por hoy, terminamos esta lista de prejuicios con otro que es muy clásico, el EDM suena todo igual, puro “punchis punchis”

Empecemos por clarificar qué EDM significa “Música Electrónica de Baile” y tiene tantos subgéneros como cualquier otro género musical. Digamos que engloba un montón de otros géneros, subgéneros y más sub géneros dentro de ellos. 

Aquellos que ya se han dado el tiempo de escuchar con detenimiento cada una de las vertientes que tiene la música electrónica sabe distinguir sonidos, BPM y características específicas que tiene cada uno de ellos dentro de un gran universo llamado música electrónica; así que difícilmente suena todo igual.

Es tan fácil explicarlo, como decirles que hay más de 100 diferentes subgéneros sólo dentro de la música electrónica.

No creas que estos son los únicos prejuicios que hay dentro de la música electrónica, la siguiente semana te sigo contando más para que juntos vayamos desmitificándolos.

Mientras tanto, si no eres un fan asiduo a este género, te invito a que durante la semana le des oportunidad a algunas canciones, aunque empieces por las más comerciales, para que así te vayas dando cuenta de como son muy diferentes entre sí y no son puro “punchis-punchis”.

POR MAJO MONTEMAYOR

ELHERALDODEMEXICO.COM

@MAJOMONTEMAYOR

MAAZ