ALHAJERO

Baraja presidencial opositora

Los mencionados por Andrés Manuel López Obrador no son precisamente los presidenciables de la oposición. Otros nombres figuran

OPINIÓN

·
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

López Obrador se burla de la oposición, de que le faltan cuadros —buenos líderes—, para competir por la Presidencia de la República en 2024.

¿De dónde los van a sacar?, pregunta irónico el Presidente al tiempo que suelta nombres al aire con desenfado: ¿Claudio? (X. González); ¿la esposa de Calderón (Margarita Zavala)?, ¿(Gabriel) Quadri?, ¿Diego (Fernández de Cevallos)?, ¿(Miguel Osorio) Chong?...

Pero ocurre que esas figuras no son precisamente las que contempla la oposición (partidos, empresarios, organizaciones civiles) —ni tampoco AMLO, para ser claros— para competir con Morena por la silla del águila.

Quienes mayores posibilidades tenían, fueron puestos contra las cuerdas por el propio López Obrador desde principios del sexenio, y no les ha dado respiro: Francisco Javier Cabeza de Vaca, por el PAN (quien ya fue desaforado y poco le falta para terminar en la cárcel); y Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, quien a pesar de las zancadillas todavía tiene posibilidades de llegar a la boleta, sea por Movimiento Ciudadano o por un frente amplio.

Otro que ha sido constantemente golpeado desde las mañaneras por esa misma razón, es Lorenzo Córdova. Según la información de Palacio Nacional, el consejero presidente del INE tiene aspiraciones presidenciales y podría ser apoyado por los adversarios de Morena.

Quien hace su propio intento desde hace unos meses es Ricardo Anaya. Diríase que está bajo observación de los empresarios, pero en tierra el excandidato presidencial no levanta. No logra la empatía con la gente.

Del lado de Acción Nacional quien luce con posibilidades es el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez. Entregó buenas cuentas en la elección. Merecería la presidencia del partido y de ahí ver si crece a nivel nacional para aspirar a la grande. Otro que seguramente estará bajo observación minuciosa de los hombres del dinero será Samuel García, su hombre en Nuevo León. 

Presidenciables per sé, en cambio —que podrían convertirse en candidatos de la oposición si las circunstancias no se les dan en Morena—, son Juan Ramón de la Fuente y Ricardo Monreal. Haber sido descartado por AMLO de su baraja de presidenciables, abrió el apetito por Monreal desde otras trincheras y no sería la primera ocasión que el zacatecano considerara la posibilidad de competir por otros colores.  

De la Fuente, representante de México ante la ONU, el propio López Obrador ya lo encartó en su baraja de presidenciables para evitar precisamente que desde la oposición logren convencerlo de aceptarles la candidatura.

El exrector es bien aceptado por tirios y troyanos. Donde menos, paradójicamente, es entre los morenos. 

•••

GEMAS: Ayer tuvimos el día más largo y la noche más corta del año (solsticio de verano). Terminó la primavera, comenzó el verano.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

PAL