Entre mentadas, tepocatas y exhibidas

Fox, ¿qué se siente revolcarse con las tepocatas? ¿Qué se siente lamer la yunta? ¿Qué se siente ser el lacayo de Alito?

Entre mentadas, tepocatas y exhibidas
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

¡Vaya videos con los que están cerrando las campañas!

De carcajada algunos, si no fuera por la polarización y violencia –física y verbal- que ha trastornado el proceso electoral que nos llevará a las urnas el próximo domingo 6 de junio.

Lo florido del lenguaje de las Sansores, se lleva sin duda las palmas en estas horas previas al silencio y a la reflexión.

El video con que Layda Sansores recibió a Vicente Fox en Campeche ¡es una joya! Nomás imagine a la candidata de Morena al gobierno del estado mirando de frente a la cámara, con su pelo naranja cayendo alisado a los lados del rostro y sobresaliendo la bemba de carnosos labios --serían la envidia de Angelina Jolie- que de pronto dejan salir una voz que parece venir de ultratumba: “Fox…”

Un instante de suspenso… ¡y venga la retahíla! contra el ex Presidente que llegó a apoyar a Christian Castro Bello (sobrino de Alejandro “Alito” Moreno), candidato del PRI-PAN-PRD al gobierno del Estado.

“Fox…, hoy llegaste a mi tierra a reunirte con las tepocatas, alimañas y víboras prietas. Qué fácil te olvidaste del cambio y de los que te apoyamos para lograr la alternancia.

“Hoy, hoy, hoy, le pides a los campechanos votar por los máximos representantes de la corrupción; les pides apoyar el proyecto de Alito ¡qué vergüenza! Sigo firme en mi compromiso con la historia y tú, Vicente, insistes en manchar tu nombre de estiércol.

“Dicen que los caballeros no tienen memoria, pero ya veo que los traidores y los patanes, tampoco. ¿Qué se siente revolcarse con las tepocatas? ¿Qué se siente lamer la yunta? ¿Qué se siente ser el lacayo de Alito?

“Das lástima”.

¡Zambombazo!, dirían por ahí. Ni qué añadir.

-0-

ESA TARADA…- Anthea Sansores, candidata a diputada local por Morena en la alcaldía Álvaro Obregón en la Ciudad de México, también le puso sal a sus tacos durante un mitin.

Y claro, no faltó video que registrara el momento y llegase a las redes.

Sucedió –fíjense nomás- cuando dio la bienvenida a la secretaria general de Morena, Citlalli Hernández. La sobrina de Layda lo hizo así al micrófono desde el templete:

“Agradezco la presencia de nuestra senadora con licencia (Citlalli Hernández) que todos los días me recuerda que quiero ser cada vez más como ella y mucho menos como Lilly Téllez… ¡Que se vaya a chingar a su madre esa tarada!”.

Chulada de presentación, ¿verdad?

-0-

EDUARDO RAMÍREZ APOYA AL “POLLO” GALLARDO.- Y luego dicen que Morena no apoya a Ricardo Gallardo en San Luis Potosí; y niegan que Mario Delgado haya entregado la elección al candidato del Partido Verde; y mienten y esconden la mano…

Pero la lindura de este caso es que fue el propio candidato del PVEM, el “Pollo” Gallardo, quien reveló y subió a las redes el video de su encuentro ayer –a tres días de la elección, como asientan en el propio video- con Eduardo Ramírez, el morenista que hoy figura como Presidente del Senado y de la Comisión Permanente.

"Te deseo mucho éxito. Yo sé que vas a gobernar bien este estado; el estado es maravilloso, muy productivo, industrial. Yo te convoco a que pasando el proceso electoral sumes a todos los actores, como has venido sumando a muchos líderes de izquierda.

"Los que hagan falta hay que sumarlos en la inclusión, a los empresarios y darle confianza y certeza jurídica al pueblo potosino y a la iniciativa privada, a los agricultores, a los productores, a las mujeres, a los jóvenes. No tengo la menor duda que te va a ir muy bien ", le augura el de Morena.

¿Y Mónica Rangel, la candidata de Morena a la gubernatura? Bien, gracias.

-0-

GEMAS: Obsequio de Claudia Sheinbaum: “Tuvimos algunos problemas en el Centro de Vacunación del Pepsi Center. Llegaron más personas de las esperadas. Estamos resolviendo para agilizar. Ahí se encuentra la Secretaria de Salud”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

MAAZ


Compartir