CLARABOYA

La pluralidad nacional

El pasado domingo se llevaron a cabo las elecciones más grandes en la historia de México. En un ejercicio democrático sin precedentes

Azul Etcheverry / Claraboya / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

El pasado domingo se llevaron a cabo las elecciones más grandes en la historia de México. En un ejercicio democrático sin precedentes, los mexicanos a lo largo y ancho del país hicieron escuchar su voz, demostrando lo que ya se anticipaba, que la vida democrática nacional está viva y más participativa que nunca.

Este proceso dejó muchas enseñanzas respecto a la complejidad y diversidad del electorado, el cual demostró a grandes rasgos el afianzamiento de Morena no solo como el mayor movimiento social, sino como una fuerza política que consiguió once de las quince gubernaturas que estaban en juego.

No obstante, también arrojó que los esfuerzos de una, hasta hace poco tiempo, incipiente oposición son el reflejo de un sector importante de la sociedad que no necesariamente aprueba las gestiones de la administración actual. Ejemplo de ello fue lo ocurrido en la Cámara de Diputados, en donde Morena pierde la mayoría absoluta de curules que hasta hoy le había permitido aprobar reformas profundas e iniciativas del ejecutivo nacional.

Esto quiere decir que su partido seguirá llevando la batuta en el quehacer legislativo, importante para la aprobación de leyes y presupuestos, sin embargo, ahora deberán buscar consensos con las otras fuerzas políticas para sacar adelante reformas constitucionales relevantes.

Cabe destacar que, gracias a las alianzas entre los partidos de oposición en plazas estratégicas permitieron recuperar terreno frente a lo perdido en las elecciones pasadas, a pesar de que no consiguió ninguna mayoría legislativa.

Por otra parte, lo ocurrido en la CDMX es un claro ejemplo de como el descontento social respecto a las acciones de los funcionarios de Morena, repercutió en las boletas al punto en el que ahora la oposición recuperó terreno frente a aquel bastión de la izquierda que parecía inquebrantable en el centro del país.

Con estos resultados las aspiraciones políticas de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, para 2024 se ven más comprometidas. Factores como el mal manejo de la pandemia y el desafortunado accidente de la Línea 12 del metro, mermaron en la popularidad del partido.

La reorganización de fuerzas y convenios en alcaldías como Álvaro Obregón, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo, son ahora focales para mantener a flote el proyecto político de la morenista para lo que le resta a su mandato.

Si bien la oposición dio un paso adelante en virtud de su reconfiguración en el corto y mediano plazo, aún tiene retos mayúsculos por superar, empezando por la necesidad de proponer verdaderas alternativas conjuntas, más allá de necesidad de unir fuerzas en contra del gobierno en el poder.

Es importante no olvidar que el fenómeno de la “4T” se da como una respuesta a la crisis partidista y a la política tradicional, con el argumento de poder brindar una voz a los sectores más desfavorecidos de nuestro país y la gente así lo volvió a demostrar, de ahí que es fundamental la instrumentación de estrategias reales y cualitativas desde la oposición.

Este proceso electoral demostró que es una exigencia social urgente la búsqueda de acuerdos entre las fuerzas políticas a fin de reducir las brechas sociales y la polarización que actualmente existen.

También celebro la labor del INE, que tras meses de incertidumbre justificó su importancia en la vida institucional del país, a pesar de que las circunstancias políticas, sanitarias y de inseguridad fueron un gran desafío.

Hoy vivimos en un México más plural, democrático y crítico de sus gobernantes, es momento de que los actores político-partidistas estén a la altura de las demandas sociales que tienen frente.

POR AZUL ETCHEVERRY
AETCHEVERRYARANDA@GMAIL.COM 

@AZULETCHEVERRY

MAAZ