COLUMNA INVITADA

Fortalecer la agenda ciudadana

Los resultados de la elección permiten que quienes no tenían acceso directo a la gestión de las alcaldías, en tanto fuerzas distintas de las izquierdas predominantes desde 1997

OPINIÓN

·
Salvador Guerrero Chiprés/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

Los resultados de la elección permiten que quienes no tenían acceso directo a la gestión de las alcaldías, en tanto fuerzas distintas de las izquierdas predominantes desde 1997, ahora se añadan con ímpetu a la defensa de una agenda social y derechos plenos de toda la ciudadanía. 

Ni al oriente ni al occidente de esa supuesta línea divisoria del mapa electoral —basta hacer zoom en cualquier alcaldía para ver que la diversidad define incluso a cada manzana—, después del 6 de junio, existe pretexto para desacelerar políticas públicas sociales y supervisadas, de seguridad y acceso a la justicia y de inclusión de medidas concretas para terminar con la victimización de mujeres, niñas, niños y adolescentes, así como personas de la tercera edad. 

La reactivación económica, el proceso de vacunación y la apertura de oportunidades para todas y todos continúan, porque son intereses en común. Esta es una convicción que compartimos con los dirigentes empresariales y las autoridades que participan en el Consejo Ciudadano y que tienen una lectura de equilibrios para la CDMX. 

Las y los ciudadanos mandamos. Todos tenemos preferencias programáticas e identitarias que deben ser respetadas en lo individual y escuchadas en la medida de su representatividad. Sembrar desánimo o polarización desde los adversarios a Morena es inconsistente con quien dice criticar la misma polarización atribuida, a conveniencia, al poder nacional. 

Remarcar la visión de vencedores y vencidos no favorece el interés universal y superior de los ciudadanos. La participación histórica para una elección intermedia, con más del 52 por ciento de los votantes, acentúa una plataforma de diversidad cooperativa que es indispensable y exigible a los nuevos mandatarios de las alcaldías. 

El sociólogo argentino Ezequiel Ander Egg argumenta que el término “comunidad” se refiere a un grupo organizado de personas que se perciben como unidad social. Los integrantes de esta colectiva mantienen rasgos, características similares de acuerdo a su ubicación geográfica, sí, pero sobre todo tienen elementos, objetivo o funciones comunes, en conciencia y sentido de pertenencia. 

Los ideales, propósito, metas ciudadanas están por encima de ideologías partidistas o visiones que atentan contra las ventajas de crear unidad postelectoral, aun en el escenario del 2024. 

Es tiempo de que el triángulo virtuoso de toda sociedad se haga sentir en un trabajo conjunto: organismo civiles, empresariales y autoridades en todas las alcaldías. 

La agenda civil no se detiene ni depende de colores. La ciudadanía es la pieza clave de unidad y equilibrio. Si se abraza con autenticidad y entusiasmo el compromiso con la sociedad a todos nos irá muy bien.  

En el otro extremo están los autoritarismos. Aquellos que la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aludió en el contexto de los 50 años del halconazo del 10 de junio de 1971 cuando, para mantener el poder, se usó a soldados contra representantes del movimiento estudiantil de izquierda. La memoria colectiva y el trabajo por los derechos garantizará que nunca regresen. 

POR SALVADOR GUERRERO CHIPRÉS
PRESIDENTE DEL CONSEJO CIUDADANO PARA LA SEGURIDAD Y JUSTICIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO 
@GUERREROCHIPRES

MAAZ