Hay que bajarle a la acidez

Ha llegado el momento de la prudencia, dice Diego Valadés

Hay que bajarle a la acidez
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

Conversando con Diego Valadés, le pregunto si considera que el Poder Judicial se ha sumado a la campaña que, en opinión de Julio Scherer, consejero jurídico del Presidente, se ha desatado en contra de Andrés Manuel López Obrador.

– ¡No, de ninguna manera! Lo que sí veo –apunta–, es una gran tensión en el país y una gran retórica de intolerancia.

En ese sentido, refiere el investigador emérito del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, “me desconcierta la posición del Presidente, porque buena parte de esa retórica de intolerancia parte del propio titular del Ejecutivo.

“Lo que me desconcierta es esto: durante muchos años, él hizo de la observancia de la ley un tema clave de su desempeño y de su ejercicio político. Y gracias a esa posición suya pudimos tener elecciones pacíficas en 2006, 2012 y 2018. Perdió dos veces y nunca dijo ‘vamos a tomar el poder por la vía de los hechos’. Dijo ‘vamos a insistir por las vías del Derecho’… Y ahora en el poder, me llama la atención que una parte de su discurso sea contra la legalidad del Estado Mexicano”.

“Si lo que el Presidente plantea es reformar, creo que todos estamos de acuerdo en que discutamos las reformas. Y habrá que hacerlo”, considera Valadés; pero ojalá que él mismo advierta que esta contundencia en sus expresiones lleva a que del otro lado también haya excesos, como es el caso del juez que otorgó una suspensión de amparo de carácter general a las reformas a la Ley de Energía Eléctrica, que claramente excedió sus facultades. Ante ello, el constitucionalista insiste. Y lo dice de diversas maneras a lo largo de la charla: “Creo que ha llegado el momento de la prudencia, de la disminución de tensiones…”. 

“¡Hay que bajarle a la acidez, a la acrimonia de la relación entre los protagonistas!, y convencer de que el Estado es también prudencia, sensatez y deferencia para con los que piensan de manera diferente”.

Sobre la propuesta presidencial de trasladar al INE al Poder Judicial, el doctor en Derecho y miembro de El Colegio Nacional ataja abiertamente: “¡Creo que eso sería un enorme error!, porque sería introducir el debate público, con sus términos más crudos, dentro del Poder Judicial”.

“No veo qué tenga que hacer en esa materia, entre otras cosas, porque el INE no es un órgano jurisdiccional que dirima conflictos por la vía contradictoria, como es la que se ejerce durante la jurisdicción”, explica.

En cuanto a la llamada Ley Zaldívar (prorrogación del mandato del actual presidente de la SCJN), Valadés parte del argumento que llevó a este transitorio de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación: como no nos hemos podido reunir, no hemos podido sesionar, vamos a prorrogar… “¿A alguien se le puede ocurrir un disparate así? Creo que sí –responde a su propio sarcasmo–. ¡Pero que se apruebe!, me parece absolutamente incomprensible!

“Lo digo con mucha pena porque tengo un enorme respeto por los legisladores, pero lo que acaban de hacer será algo de lo que se arrepentirán siempre y quedará como una mancha, una mácula. Esta será la legislación de una norma que, de manera deliberada, promovió la ruptura constitucional”.

Describe la dimensión: esta es la primera vez que yo recuerdo, en la vigencia de la Constitución de 1917, que de manera deliberada y consciente se vulnera un texto constitucional. Diego Valadés, empero, respira. Está seguro de que esa reforma va a ser declarada inconstitucional por el pleno de la Corte. “¡Sin duda alguna!”. 

•••

GEMAS: Obsequio de Félix Salgado Macedonio al INE y al TEPJF: “Se les olvidó que soy senador con licencia y van a oír mi pico en la tribuna, y ahora sí me los voy a chingar y bonito, ahí nos vamos a ver las caras”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

dza


Compartir