Covidcampañas con más de lo mismo

Vemos a los aspirantes a un cargo de elección popular en eventos donde están acompañados de gente, algunos con más de mil asistentes, como si no estuviéramos en medio de una crisis sanitaria

Covidcampañas con más de lo mismo
Sofia García/ Acá EntreNos/ Opinión El Heraldo de México

En tiempos de pandemia las y los candidatos rumbo a la elección del 6 de junio, no han encontrado un método distinto para llevar a cabo sus campañas o cuando menos, no lo parece.

Vemos a los aspirantes a un cargo de elección popular en eventos donde están acompañados de gente, algunos con más de mil asistentes, como si no estuviéramos en medio de una crisis sanitaria que ha tenido repercusiones mortales: más de 200 mil fallecimientos a causa del coronavirus en México, según cifras oficiales.

Además de la cantidad de spots que ya vemos en televisión  y escuchamos en radio, las redes sociales -tan polarizadas- están repletas de mensajes, bailes, improvisaciones y una que otra ridiculez en Tik Tok u otra plataforma, para llegar a esas audiencias jóvenes a los que candidatas y candidatos no han sabido cómo atrapar o captar su atención. Las y los jóvenes han sido un sector abandonado, en el campo cívico, a pesar de la importancia que tienen y la responsabilidad social que deben jugar.

El contexto en el que nos encontramos obligaba a las y los candidatos a innovar la manera de hacer campañas, tendrían que ser diferentes debido a la pandemia ocasionada por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19) que ha modificado la convivencia y ha replanteado las actividades cotidianas con la finalidad de minimizar la propagación del virus.

Es claro que con todo lo que hemos visto, estas campañas no han estado exentas del contacto físico o cercanía con la ciudadanía que suelen propiciar con eventos o mítines. Por ello, persiste cierto temor a que aumenten el riesgo de contagio.

Según un estudio reciente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPAL), los procesos electorales celebrados durante el primer semestre de 2020 no causaron un incremento de contagios, sin embargo, esto solo ha sido posible gracias a las medidas sanitarias.

Sin duda, estas campañas potencializarán el uso de internet, así como de plataformas, aplicaciones y sistemas digitales, pero debemos recordar que, desde antes de la pandemia, la forma de comunicarnos iba en esta dirección y, desde luego, esta tendencia incluía a las campañas electorales.

El problema sobre el despliegue de campañas digitales radica en la exclusión de una porción considerable de la población debido a su poco conocimiento o al acceso inequitativo a las tecnologías de la información; aunque según el Censo de Población y Vivienda del INEGI (2020), en una década las viviendas con acceso a internet pasaron de 21.3% en 2010 a 52.1% en 2020.

Sin duda esta elección, por cierto la más grande en la historia de México por el número de cargos que se votarán el próximo 6 de junio, tiene grandes retos, los mensajes digitales solo serán vistos por un segmento de la población, contrario a lo que muchas veces pasa con todas aquellas acciones territoriales que generalmente llevan a cabo los candidatos.

Así que esta elección intermedia será icónica, no solo por el contexto en el que nos encontramos, sino porque seguiremos viendo en las calles, mítines o reuniones a pesar de todo, de los riesgos a la salud y de la advertencia de las autoridades electorales. El riesgo por el voto -según se aprecia por la clase politica- vale la pena para las y los aspirantes. Todo sea por un cargo.

POR SOFÍA GARCÍA
@SOFIGARCIAMX

jram


Compartir