CLARABOYA

Un paso decisivo para el cannabis

Con una eventual aprobación, lo que se pretende es regular el conjunto de actividades económicas hoy ilícitas, contemplando los derechos de consumidores sin despenalizar actividades fuera de los parámetros de la ley

OPINIÓN

·
Azul Etcheverry / Claraboya / Opinión El Heraldo de México

Hace unas horas se aprobó en la Cámara de Diputados la nueva Ley Federal para la Regulación del Cannabis, así como la reforma a la Ley General de Salud y el Código Penal Federal, para la regulación, producción y comercialización de la marihuana y sus derivados, así también como el uso lúdico de esta sustancia.

En ese sentido, mayores de 18 años podrán consumir cannabis siempre y cuando no se afecte a menores de edad y no se realice en espacios 100% libres de humo de tabaco, en escuelas y centros de trabajo. Además, se podrá cultivar y poseer hasta seis plantas en el hogar para uso personal con fines lúdicos con previa autorización de la Comisión Nacional Contra las Adicciones.

Lo anterior, ocurrió tras una intensa actividad legislativa de más de cuatro horas en el pleno en donde se hicieron más de 215 reseñas para discutirse en lo particular. De esta minuta procedente del Senado ampliamente modificada, se espera que sean discutidas dichas reseñas para ser devuelta la minuta al Senado con las modificaciones votadas.

Este es el resultado de tres años de actividad legislativa en conjunto con el trabajo de colectivos de activistas que presentaron litigios que se fueron traduciendo en sentencias a favor y con ello se creó la jurisprudencia sobre un tema que obliga al Congreso a discutirlo sistemáticamente.

Con una eventual aprobación, lo que se pretende es regular el conjunto de actividades económicas hoy ilícitas, contemplando los derechos de consumidores sin despenalizar actividades fuera de los parámetros de la ley. Esto podría convertirse en un paso decisivo hacia la pacificación de un país dominado por la violencia que acarrea la industria del narcotráfico.

Y es que el negocio de la marihuana es inmenso y sólo va en aumento. La ONU estima que el mercado ilícito de cannabis en el mundo rondará los 31 mil millones de dólares en 2021, de los cuales, el 80% del pastel estará en Norteamérica.

Es por ello que vale la pena analizar otros modelos internacionales como el uruguayo, que se convirtió en el primer país de Hispanoamérica en regular su mercado de consumo medicinal y recreativo, el cual no ha generado el impacto económico esperado, salvo las asociaciones de capital uruguayo-canadienses que han invertido cerca de 12 mdd. Otros ejemplos, se encuentran en Colombia y Chile, donde se ha invertido en la explotación del cáñamo de cannabis para fines medicinales y científicos en espera de una legislación mayor más comprensiva.

Por otra parte, en 2017 Canadá registró más de 124 mil envíos de marihuana medicinal con licencia, el registro de 24 mil consumidores de autocultivo y la emisión de más de 18 mil prescripciones para tratamientos médicos y terapéuticos. El caso de EE.UU. es excepcional, tan sólo California se convirtió en el mayor mercado legal de marihuana del mundo al percibir operaciones cercanas a los 3 mil 100 mdd.

Sin duda se trata de una decisión compleja y polarizante, que demanda que todas las voces deban ser escuchadas. Es innegable que esta decisión traerá repercusiones en lo social, lo sanitario lo económico y lo jurídico a las que el país y sus instituciones deberán estar a la altura reemplazando la perspectiva prohibicionista hacia una más enfocada al reconocimiento de una problemática que nos consume como sociedad y la postulación de posibles soluciones.

POR AZUL ETCHEVERRY
AETCHEVERRYARANDA@GMAIL.COM 
@AZULETCHEVERRY

jram