Iniciativa eléctrica preferente

Tenemos en la patria gobiernos de diferentes colores e, incluso, diferentes idiosincrasias

Iniciativa  eléctrica  preferente
Manuel Rodríguez / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

El Poder Ejecutivo Federal envió a la Cámara de Diputados con carácter de preferente la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, para su discusión y votación en el Pleno en un período de 30 días naturales. 

El Sector eléctrico tiene una importancia estratégica para el desarrollo del país y la Seguridad Nacional. La iniciativa tiene el propósito central de garantizar la confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional para mejorar el servicio de la red eléctrica y propiciar la seguridad energética.

La generación, transmisión y distribución de la red eléctrica no es solamente un servicio, tal como expresé líneas arriba, es una cuestión de seguridad nacional; en ese contexto, el Estado Mexicano tiene el mandato Constitucional de regular y planear las áreas estratégicas como lo es precisamente el sector eléctrico.

La iniciativa, a través de la confiabilidad del sistema eléctrico, busca lograr un óptimo balance entre el costo de producción y el costo para el consumidor; para garantizar así un sistema tarifario que se ajuste solamente de acuerdo con la inflación; como se ha venido haciendo durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Conforme avancen los proyectos tanto de la Comisión Federal de Electricidad y los privados, podremos acceder a tarifas más económicas.

Por ello, la iniciativa preferente, cuyo análisis y dictaminación se lleva a cabo en el seno de la Comisión de Energía, que tengo el honor de presidir; en su exposición de motivos señala: “que pretende terminar con las distorsiones en el mercado y garantizar piso parejo a todos sus participantes. Actualmente el despacho eléctrico, solo toma en cuenta los costos marginales o variables que incluye los combustibles; por ello, las primeras en despachar son los generadores privados de renovables intermitentes como la solar y eólicas, que no reflejan en sus costos los combustibles. Pero, cuando las intermitentes no producen, es la CFE quien garantiza el respaldo y la continuidad del suministro eléctrico, lo que representa un subsidio adicional que al final lo paga el consumidor”.

Para permitir una competencia equitativa y piso parejo, la iniciativa de ley, plantea un despacho con base en precios unitarios totales, que incluya los costos fijos: inversión en infraestructura, maquinaria y equipo.

Esto cambia el orden de despacho, anteponiendo un criterio de protección civil, las primeras serán las hidroeléctricas de la CFE, seguida por sus distintas plantas; posteriormente las eólicas, solares y de ciclo combinado privadas. 

Todo esto no afecta los proyectos privados de energías renovables que continuarán y tienen garantizada su participación; así como los compromisos climáticos del Acuerdo de París y el cumplimiento de la Ley de Transición Energética.

La iniciativa será analizada y discutida a través de Parlamento Abierto, escuchando y tomando en cuenta a todos los interesados, desde académicos y expertos, servidores públicos, empresarios, organizaciones de la sociedad civil, legisladores de todos los partidos y ciudadanos en general; para que el resultado final sea en beneficio de todos los mexicanos.



 

POR MANUEL RODRÍGUEZ GONZÁLEZ
DIPUTADO FEDERAL
WWW.MANUELRODRIGUEZ.MX

lctl

 

 


Compartir