¿Qué le debe el presidente a Salgado Macedonio?

“Tengo tres principios que me guían”, dijo el presidente alguna vez: No mentir, no robar, no traicionar. Pero para nuestra mala suerte nunca dijo nada sobre violar

¿Qué le debe el presidente a Salgado Macedonio?
Jorge Avilés/ Con H de hacha/ Opinión El Heraldo de México

El presidente más feminista del mundo, como lo llaman sus seguidores, tiene derecho a no creerles a las víctimas de abuso sexual. Permítanme ser más claro: El presidente del gobierno con más feminicidios por año tiene derecho a no creerle a las cinco mujeres que aseguran, con lujo de detalle, fueron abusadas sexualmente y vejadas por su amigo, el senador de MORENA, Felix Salgado Macedonio.

Lamento ser yo, de nuevo, el único miembro de la prensa mexicana que se atreva a escribir la verdad, aunque resulte incómoda de leer, pero hasta el 17 de febrero, fecha en la que tecleo esta columna no existe ninguna sentencia por parte de ninguna autoridad que acredite que el aspirante a la gubernatura de Guerrero haya cometido algún delito.

Y no me malinterpreten, no hay nada que me gustaría más que ver a un abusador sexual recibiendo su merecido. Sobre Felix Salgado Macedonio pesan 5 acusaciones de esta índole e incluso Xavier Olea, el extitular de la Fiscalía General de Guerrero, actual representante legal de una de las denunciantes acusará al gobierno de Guerrero y al Estado Mexicano de congelar el caso y
vulnerar los derechos de la supuesta víctima. De conseguir probar las acusaciones seré yo el primero en festejar, pero hasta entonces, el senador con licencia tiene que ser tratado como un inocente.

Las leyes mexicanas garantizan la presunción de inocencia como un derecho avalado en la Carta Magna: el derecho a ser tratado como inocente hasta que un proceso o juicio en el que se demuestre la culpabilidad de la persona declare lo contrario. La constitución no menciona nada acerca de que el acusado nos tenga que caer bien o que coincidamos con sus ideas políticas.

Dicho esto, coincido con el presidente López, quien en su conferencia mañanera aseguró que “Corresponde a la autoridad resolverlo y cuidar que no se utilicen estos casos con propósitos políticos electorales o politiqueros”, con lo que no coincido es con lo que dijo después: “Yo no tengo porque opinar en este caso, ya mencioné que hay que tenerle confianza al pueblo”.

¿Por qué?, ¿por qué el presidente que todas las mañanas sale a acusar de corruptos, mafiosos, vendidos, tapaderas y traficantes a sus adversarios sin sentencia alguna y desde la tribuna más alta del país le cuesta tanto trabajo hacer lo mismo con su amigo Felix Salgado? ¿Por qué el presidente Lopez Obrador está dispuesto a darle la espalda a los colectivos feministas de todo el país que le entregaron su voto con tal de sostener la candidatura de un presunto violador? ¿Aacaso la presunción de inocencia solo aplica cuando estás del lado correcto de la historia?

¿Qué le debe el presidente a Felix Salgado Macedonio?

Esta semana tuve acceso a las encuestas más recientes que López Obrador mandó a levantar desde Palacio Nacional y los resultados no solo sorprendieron al presidente, lo aterraron: Morena está en riesgo de perder el congreso y muchas de las candidaturas que parecía seguras hoy se perfilan, en sus propias encuestas, como empates técnicos. Una de esas es la gubernatura de Guerrero.  

Entonces ¿Qué le debe a Felix Salgado Macedonio, señor presidente?

POR JORGE AVILÉS
JORGEAVILESVAZQUEZ@GMAIL.COM
@CALLODEHACHA
BGM


Compartir