La solidaridad en la puerta

El apoyo entre países está en camino de facilitar el acceso a los remedios

La solidaridad en la puerta
Guadalupe Gonzalez / Nuevos Entornos/ Opinión El Heraldo de México. Foto: Especial

Solidaridad en la conciencia de que ante el desastre generado por la pandemia es posible aumentar la ayuda de un lugar a otro, es un asunto a la vista de todos. Hay conciencia de que el apoyo entre países está en camino de facilitar el acceso a los remedios, que dependen de la voluntad y decisión de cada país.

A nivel internacional se ha mostrado como extensión de la que se vive en casas y comunidades. En América Latina y el Caribe. Tal es el caso de la colaboración entre Chile y Perú, cuando en la mayoría de los países el acceso todavía no ha sido posible o es reducida la capacidad de inmunización, como es el caso en Mesoamérica.

La hay en la construcción de la ruta que hizo posible para que México recibiera la producida en India. Se ocupó el apoyo de Qatar y Emiratos Árabes Unidos para que llegara. Cooperación pública y privada de por medio. Universidades involucradas, aeropuertos y sistemas de salud solidarios.

Desde el Índico, pasando por Oriente Medio, el cargamento que arriba a Mesoamérica llegó en ruta aérea horizontal construida con ese propósito, del este al oeste. Ha quedado claro que es posible sobreponer distancias, barreras comerciales y otras algunas veces no tan tangibles.

La solidaridad, además de las razones sanitarias, representa un valor sin el cual ello no pudiera ocurrir, más allá de los compromisos y mecanismos, convenios y organización previa. Otros puentes locales ya están desarrollándose entre las regiones.

Por iniciativa de Reino Unido, este miércoles se programó el debate del acceso global y justo a la vacuna contra la pandemia en el Consejo de Seguridad de la ONU, asunto que ya representa un punto de conflicto en la comunidad internacional, incluso entre quienes lo forman. 

La propia Asamblea General de las Naciones Unidas lo mantiene en la agenda, en las diferentes áreas de la organización, ahora procederá el Consejo al debate. Su abordaje actual comprende la dimensión de la emergencia. Con voto o no de una resolución, el debate en sí es una contribución necesaria. 

México San Vicente y Granadinas son los dos países latino-caribeños actualmente en ese órgano. De una región fuertemente azotada por la disparidad y falta del acceso adecuado a los remedios, donde la Organización Panamericana de la Salud recién instó a los países de la región en robustecer su capacidad de producción, acceso y distribución al fondo creado para apoyar a quienes tienen mayor dificultad de acceso.

Un asunto primordial para todos. Están pendiente el acceso al remedio para refugiados, migrantes y los nuevos desplazados como parte de toda la población mundial que lo requiere, cuando urge proteger la acción comunitaria de la población global.

Ahora es tiempo para favorecer la cooperación y la solidaridad en el actual período. Prevenir nuevas murallas cuando las disparidades imperantes colocan en riesgo el futuro de la vida, sobrevivencia y viabilidad de comunidades enteras.

POR GUADALUPE GONZÁLEZ
*CATEDRÁTICA UNIVERSITARIA

dza


Compartir