COLUMNA INVITADA

Batres: gobernabilidad compartida

De la interacción entre el secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, y los diputados locales que posicionaron antes y replicaron tras su intervención

OPINIÓN

·
Salvador Guerrero Chiprés/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

De la interacción entre el secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, y los diputados locales que posicionaron antes y replicaron tras su intervención, derivo estas conclusiones: es posible construir acuerdos en la capital nacional por encima de polarizaciones reales o aparentes, locales y nacionales; la clase política representada en el Congreso es más madura de lo que tiende a aparecer en la prensa, y los liderazgos experimentados de Morena, con orígenes en las izquierdas, tienen una capacidad probada y demostrada que se ha afinado por encima de toda simplificación. 

Estuve presente este jueves en la comparecencia de Batres en el Congreso de la CDMX. Ni gritos ni sombrerazos. Civilidad y coordinación con excepcionales excesos solamente en el abuso del tiempo y en la hora de inicio real del evento.  

En lo sustantivo, el posicionamiento de los legisladores de MC, PT, PRI, PAN, PRD, corresponde con una realista mirada puesta en audiencias más exigentes acerca del comportamiento de los diputados: quienes estén fuera de lugar serán identificados por la ciudadanía y así serán votados. 

La tersa presentación de los representantes populares y la igualmente precisa y dispuesta respuesta de Batres se corresponde con esa expectativa del ejercicio de gobierno. 

Sin negarse el origen y propuesta por la igualdad que distingue a las izquierdas, no se niega “el acento” —como le llamó el secretario de Gobierno— de un compromiso con los segmentos más desfavorecidos, al tiempo que se habla a las audiencias que tienen proyectos distintos a y que estuvieron representados en las voces expresadas en el recinto legislativo de Donceles. 

Se expresó significativamente la expectativa, que es simultáneamente ciudadana y de gobierno, de estrechar lazos con todos los sectores. En el Consejo Ciudadano de la CDMX, representamos esa articulación a través de un triángulo virtuoso que integra a la ciudadanía, la autoridad y el sector empresarial. 

La visión es clara: fomentar mecanismos que permitan la cercanía entre autoridades y ciudadanía, en la articulación de estrategias que impacten positivamente en la cotidianidad y en la construcción de entornos seguros, con programas como “Sí al Desarme, Sí a la Paz”. 

La actitud protagonizada por los diputados y el secretario de Gobierno, el brazo operativo político de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, es una buena señal que augura la profundización de trabajo colaborativo, del que ya ha compartido episodios el gobierno de la capital en conjunción con empresarios, iglesias y organismos de la sociedad civil. 

POR SALVADOR GUERRERO CHIPRÉS

PRESIDENTE DEL CONSEJO CIUDADANO PARA LA SEGURIDAD Y JUSTICIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO 

@GUERREROCHIPRES

MAAZ