COLUMNA INVITADA

Día Mundial de la Visión

Las enfermedades oculares se incrementan con el paso de los años, y en México aproximadamente hay 2.7 millones de personas con discapacidad visual

OPINIÓN

·
Juan Pablo Olivares de Emparan / Columna invitada / Opinión El Heraldo de México

Desde hace 23 años, el segundo jueves de octubre se celebra el Día Mundial de la Visión; la fecha no sólo busca recordarnos la importancia del sentido de la vista en nuestro desarrollo como seres humanos y la manera en que influye en nuestra calidad de vida. La celebración es más que un simple recordatorio de algo que sabemos importante, es un llamado de acción para acercar servicios de salud visual a toda la población y para que de manera personal realicemos acciones concretas en favor de nuestros ojos y nuestra visión.

Se estima que todas las personas requerirán visitar a un profesionista de la visión al menos una vez en la vida, y que actualmente un billón de personas en el mundo no tienen acceso a servicios adecuados de oftalmología. Las enfermedades oculares se incrementan con el paso de los años, y en México hay aproximadamente 2.7 millones de personas con discapacidad visual; de ellos, 415 mil son ciegos. Los cambios en el estilo de vida actual predisponen a que un mayor número de personas después de los 40 años requiera anteojos; al mismo tiempo, en los jóvenes, hay un aumento de miopía. Se estima que para 2050 una de cada dos personas en el mundo necesitará atención oftalmológica.

La principal causa de discapacidad visual son los llamados errores refractivos: miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia. Estos se corrigen, en la gran mayoría de los casos, con el uso de anteojos, lentes de contacto o cirugía láser.

Además de los errores de refracción, las enfermedades más comunes que debemos prevenir y tratar son la catarata, el glaucoma, la retinopatía diabética y la degeneración macular. Si bien la mayoría de las enfermedades de los ojos se dan en la edad adulta, los niños también pueden tener enfermedades en los ojos que limitan su desarrollo y aprendizaje. Por tal motivo, los momentos recomendados para la revisión oftalmológica preventiva son durante el primer mes de vida, al entrar a la primaria y la secundaria, y en los adultos por lo menos una vez al año a partir los 40 años; además de acudir con el oftalmólogo cuando tengamos cambios en nuestra visión.

En 2021, el llamado global se centra en empoderar a todas las personas a amar nuestros ojos (#LoveYourEyes); éste es el lema con el que la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera y los organismos internacionales convocan a todas las personas a cuidar de nuestra visión, y para cumplir dicho propósito se proponen 4P´s: prevenir la pérdida visual, protegerla, preservarla y darle prioridad.

Prevenir mediante un estilo de vida saludable y adecuada alimentación. Reducir el consumo de tabaco y alcohol; mantener un peso saludable; controlar enfermedades como diabetes e hipertensión, que pueden afectar de manera importante la visión.

Proteger nuestros ojos de la luz solar intensa, las largas horas de exposición a computadora y otros dispositivos, así como protegerlos de accidentes laborales mediante uso de equipo de protección personal adecuado.

Preservar o conservar nuestra visión mediante la revisión periódica con el especialista. El examen oftalmológico completo permite obtener una historia médica y familiar detallada, además de ayudar a detectar enfermedades de manera temprana.

Dar prioridad significa asegurarnos que los exámenes médicos de la visión son parte de nuestro cuidado personal rutinario; además de promover que otras personas hagan lo mismo y #AmenSusOjos.

POR JUAN PABLO OLIVARES DE EMPARAN
OFTALMÓLOGO, ESPECIALISTA EN CIRUGÍA DE CATARATA
MAESTRO EN SALUD PÚBLICA

CONTACTO:
Prolongación Av. Vasco de Quiroga 4299, consultorio 1503, Ciudad de México
Tel: 5581647038 y 5581647017
WhatsApp: 5534520536
www.visualud.com

CAR