#Ruta2021 Mal tino de Ricardo Anaya

Es, sin duda, un hombre preparado y muy hábil, pero arrogante

#Ruta2021 Mal tino de Ricardo Anaya
Alejandro Cacho / Touché / Opinión El Heraldo De México

Ricardo Anaya Cortés es un valiente. O un necio. Tras su estrepitosa derrota en las elecciones presidenciales de 2018 y dos años de ostracismo, ahora nos anuncia que buscará nuevamente ser Presidente de la República en 2024. 

Desde septiembre, reapareció a través de un video en redes sociales para informar que regresaba de lleno a la vida pública. ¿Y qué pasó? Nada. Absolutamente nada. Fue un video cursi, desangelado y aburrido. Se ve que los dos años de reflexión no sirvieron de mucho. Vimos a un Ricardo Anaya desabrido, instalado aún en la pose de candidato presidencial, salvador de conciencias. No emocionó ni a su perro. 

Desde entonces, ha publicado una docena de videos atacando al Presidente, a su gobierno y a la llamada Cuarta Transformación. Desde el estilo personal de López Obrador, su relación sumisa frente a Donald Trump, la crisis económica y el pésimo manejo de la pandemia de coronavirus. ¿Y qué ha pasado? Nada.

En su primer video de 2021, tuvo un pésimo timing. Despreció una diputación plurinominal que le ofreció el PAN y confirmó lo que algunos sospechaban: que buscará ser Presidente, otra vez.

Anaya es, sin duda, un hombre preparado y muy hábil, pero arrogante. Simplemente, no conecta con la gente. Esa misma arrogancia le hace pensar que puede volver a ser candidato y ganar, que podrá regresar a la sede del PAN como el ave Fénix. Que los panistas lo están esperando para aclamarlo. Piensa que el PAN sigue siendo suyo y que podrá manipularlo como le dé la gana.

Ricardo Anaya cree que los panistas y sus exaliados del PRD le perdonarán su abandono e ingratitud. ¿Dónde estuvo en los momentos más difíciles tras la derrota? ¿Qué hizo cuando su partido se desmoronaba? ¿En qué cueva se escondió cuando López Obrador humillaba a la oposición tras derrotarla en las urnas? ¿Acaso piensa que podrá agandallarse, a la mala, la candidatura presidencial panista otra vez? ¿Y el respeto al partido y su militancia? ¿Y el respeto a los otros panistas que legítimamente aspiran también a la candidatura presidencial? ¿Qué pensarán los gobernadores del PAN que han resistido la tirante relación con López Obrador?

Anaya es, en este momento, un factor de división en su partido. Alguien tiene que decírselo. Falta mucho para pensar en la elección de 2024. Hoy, la prioridad es otra: la mayoría en la Cámara de Diputados y las 15 gubernaturas en juego. No es momento de egoísmos. Es tiempo de pensar en el país y no en las frustraciones personales.

***

BON APPÉTIT: Recuerde este nombre: Karen Postlethwaite. Arquitecta que fundó su propia compañía de diseño y consultoría que trabaja en México y Estados Unidos. Se le reconoce como profesional y comprometida. Actualmente es secretaria de Infraestructura y Desarrollo Urbano de Baja California. Será la candidata de Morena a la presidencia municipal de Mexicali.

 

POR ALEJANDRO CACHO
CACHOPERIODISTA@GMAIL.COM
@CACHOPERIODISTA


Compartir