Viene presión de EU por derechos humanos

En EU ya soltaron a sus vigilantes para presionar un cambio en la política migratoria que Trump diseñó para la 4T

Viene presión de EU por derechos humanos
Raymundo Sánchez Patlán / Periscopio / Opinión El Heraldo de México.

Probadita de lo que será la fiscalización de los derechos humanos en México, a partir de la llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos, la dio ayer la organización, con sede en Nueva York, Human Rights Watch, en voz de su director para América Latina, José Miguel Vivanco: 

“El gobierno (mexicano) no ha brindado apoyo o protección adecuados a las 66 mil personas que buscan asilo en Estados Unidos, y que han sido colocadas en el programa ‘Permanece en México’, incluidas personas con discapacidad y enfermedades crónicas, personasmayores y niños. Muchos se han refugiado en campamentos improvisados o refugios abarrotados a lo largo de la frontera”.

En política no hay casualidades, y esta crítica a la gestión del gobierno de Andrés López Obrador, se da un día después de que, en su último acto público frente al muro fronterizo, el saliente presidente estadounidense, Donald Trump, agradeció a su “amigo” tabasqueño porque “tuvimos 27 mil soldados mexicanos custodiando nuestras fronteras durante los últimos dos años”.

Vivanco soltó la crítica a sabiendas de que Biden, quien en seis días asume la presidencia de EU, diseña una nueva estrategia de migración basada en el respeto “a las normas internacionales sobre el trato de las solicitudes de asilo”.

De hecho, en conferencia virtual, Vivanco acusó que López Obrador “ha abandonado la causa de los derechos humanos” y “no ha hecho progresos”. Sin que la opinión de Human Rights Watch sea la misma que Biden y los demócratas, lo cierto es que en EU ya soltaron a sus vigilantes para presionar un cambio en la política migratoria que Trump diseñó para la 4T. 

***

Ni con el pétalo de una rosa tocará el PRI, que preside Alejandro Moreno, al presidente Andrés López Obrador en las campañas rumbo al 6 de junio, cuando se elegirán 21 mil 368 cargos de elección popular, entre ellos los 500 diputados federales y 15 gobernadores. Esto, debido al temor de que cualquier crítica al mandatario federal se le revierta y le reste votos.

La estrategia, en cambio, sí contempla irse con todo contra Morena, y repetir y repetir que el partido en el poder es la “desgracia de México”, y explotarán la mala imagen de los morenistas más cuestionados, como el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell; el director de Pemex, Octavio Romero; la secretaria de Energía, Rocío Nahle; y Pío López Obrador, hermano del Presidente. 

Lo complicado es convencer a sus aliados panistas y perredistas de apegarse a esa estrategia. 

***

EN EL VISOR: Afila las garras El Jaguar Armando Ríos Piter para quedarse como presidente de Fuerza por México en la CDMX. El ex perredista ha tomado las riendas de la dirigencia local, tras la muerte de su titular Manuel Jiménez Guzmán, el pasado 7 de enero, víctima de COVID-19, y se prevé que Pedro Haces, dueño de la franquicia, lo ratifique en el cargo.

POR RAYMUNDO SÁNCHEZ
RAYMUNDO.SANCHEZ@ELHERALDODEMEXICO.COM
@R_SANCHEZP

 


Compartir