Euforia global por semiconductores

México no destaca en producción de semiconductores, aunque sí contamos con algunas fábricas de este componente

Euforia global por semiconductores
Carlos Mota / Un Montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

La gigantesca demanda por chips que desde hace unos meses se desató en todo el planeta está amenazando con retrasar el ritmo al que se desarrollará en 2021 el mercado de autos eléctricos y conectados, así como otros mercados de aparatos conectados que han empezado a depender fuertemente de la proveeduría de semiconductores. ¿Qué está ocurriendo? Que las principales fábricas de estos dispositivos no se dan abasto con la explosiva demanda originada por la pandemia y que derivó en un exceso de compras de consolas de videojuegos, tabletas, laptops y teléfonos inteligentes desde el segundo semestre de 2020. 

El resultado de este fenómeno es que las empresas automotrices que estaban entrando en un veloz proceso de fabricación de autos eléctricos y conectados a la red no podrán fabricar la cantidad de vehículos que habían proyectado para 2021. La alemana Volkswagen, por ejemplo, no podrá producir 100 mil vehículos en sus plantas debido a esta escasez. Las firmas japonesas Nissan y Honda también están fuertemente impactadas por la falta de producto. 

La prensa taiwanesa reportó desde diciembre que la capacidad de producción de empresas como UMC —especialista en semiconductores de baja sofisticación— está completamente a tope. Algunas líneas de producción no se liberarán sino hasta que termine este año. En Taiwán, se estima que durante el primer semestre de este año todas las fábricas de semiconductores estén trabajando a capacidad límite. 

Lo anterior debería representar una oportunidad de oro para México, que cuenta con el Laboratorio de Fabricación de Dispositivos Electromecánicos del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial, una institución adscrita al Conacyt que ha estado contratando a muchos especialistas en ciencias de materiales. Pero México no destaca en producción de semiconductores, aunque sí contamos con algunas fábricas importantes de este componente, como la de Skyworks Solutions de Mexicali, una empresa que ha estado creciendo a tasa de doble dígito desde que arrancó la carrera global por el Internet de las Cosas. 

La industria de proveeduría del sector automotor nacional debe prepararse para el ajuste de logística y entregas justo a tiempo que implicará una producción afectada por el problema mundial de los semiconductores. Si bien la tendencia a la conectividad en los autos es imparable, tristemente México participa pobremente de ella. Eso sí: mantenemos un lugar importante en componentes de aluminio ligero y suspensiones. 

 

KIA 

La automotriz que encabeza aquí Horacio Chávez ganó dos de los prestigiosos premios “Good Design Awards”, uno por su SUV Kia Sorento, y otro por su K5

 

TOYOTA 

La empresa japonesa que encabeza Luis Lozano está vendiendo sus autos híbridos como pan caliente. Al Prius ya no lo paran. Sus baterías ya duran entre 8 y 10 años.

 

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM
WHATSAPP 56-1164-9060


Compartir