Piensa en la ciberseguridad como un juego

La ciberseguridad no es una batalla que se gana una sola vez; es un juego constante contra atacantes que  quieren acceder a nuestros sistemas

Piensa en la ciberseguridad como un juego
Alexandra Moguel/ Singularidad/ Opinión El Heraldo de México

En muchos sentidos, 2020 ha sido un año como ningún otro. Las reglas del juego cambiaron de la noche a  la mañana. Hemos atestiguado los impactos de la pandemia en todo el mundo, y ahora, con las fiestas decembrinas aproximándose y los contagios aumentando a nivel mundial, la superficie de ataque cambió y  se amplió, dándole a atacantes nuevas oportunidades de las que nadie nos habíamos preocupado, hasta  ahora.  

La ciberseguridad no es una batalla que se gana una sola vez; es un juego constante contra atacantes que  quieren acceder a nuestros sistemas. Pero lo más importante de todo, en el campo de batalla nos  encontramos todas las personas usuarias de internet, sin importar nuestra profesión o edad. Por eso,  debemos realizar nuestra estrategia de defensa conforme a las reglas del juego y esas son: cualquier cosa  conectada a Internet es un blanco fácil para atacantes y es nuestra responsabilidad proteger esos activos. 

El trabajo remoto, el e-commerce y la educación virtual no son algo nuevo. Lo que sí es nuevo es la  cantidad de personas que nos vimos obligadas a migrar al cibermundo en una fracción de segundo. En un  abrir y cerrar de ojos, Internet se convirtió en una red empresarial: miles de personas empleadas se  convirtieron en miles de oficinas individuales. Las redes seguras se cambiaron por Wi-Fi doméstico, y esto  a su vez, introdujo brechas y agujeros en las superficies de ataque en donde antes no existían.  

La emergencia sanitaria expuso repentinamente las vulnerabilidades de los sistemas antiguos que nunca  se actualizaron, activos de internet que se olvidaron y parches que nunca sucedieron. Creando la invitación  perfecta para que cibercriminales accedan a nuestros sistemas. 

El fácil acceso a nuestros sistemas, la mayor disposición de entregar información y la disminución en la  vigilancia, son el escenario ideal para la victoria de ciberatacantes. La buena noticia es que así como  cibercriminales buscan la manera de adaptarse para entrar en nuestros sistemas, la ciberdefensa también  es adaptativa.  

Hay una nueva oportunidad para hacer estrategia y pasar a la ofensiva. Estas son algunas recomendaciones para asegurarnos que nuestros sistemas sean seguros: 1) invierte en equipos de  seguridad; 2) mapea la superficie de ataque: identifica fallas ocultas en donde los sistemas más antiguos,  los activos olvidados o la omisión de parches están creando vulnerabilidades; 3) realiza modelos de tipos  de ataque: ¿cómo atacarían los sistemas?, anticipa el siguiente movimiento del equipo contrario; 4) actualiza lo viejo y despliega lo nuevo: parchea los agujeros de seguridad, reduce la superficie de ataque y  despliega nuevas iniciativas digitales; 5) apoya a tu equipo: brindándoles los recursos y la información que  necesitan mientras auditan, parchean y ponen en marcha nuevos protocolos para el futuro

Pero, lo más importante es saber que vivimos para jugar otro día más. La transformación debe ser nuestra  prioridad, así que crea esa aplicación móvil, migra a la nube, actualiza tus sistemas y busca las mejores  soluciones de ciberseguridad.

 POR ALEXANDRA MOGUEL  
@METABASEQ 
WWW.METABASEQ.COM


Compartir