RNR, ¿base para la seguridad ó botín?

México debe apostar por las nuevas tecnologías de radiocomunicación en el tema de seguridad

RNR, ¿base para la seguridad ó botín?
Rogelio Varela / Corporativo / Opinión El Heraldo de México

Va tomando temperatura el debate sobre la homologación de la Red Nacional de Radiocomunicación (RNR), mismo que se mueve en diversas aristas que podrían desviar el tema de lo verdaderamente importante, para que la infraestructura de comunicación en México sea de primer mundo y logre ventajas como los que ya tienen Francia, Finlandia, Italia o Alemania.

Así, la RNR lleva más de 20 años operando bajo el protocolo abierto de la empresa Tetrapol, que pertenece a la francesa Airbus, de Fred Gallart, y cuya actualización habilita el uso de la tecnología de banda ancha segura con MXLINK, que permite transmisión de video, mensajes multimedia, geolocalización y otras mejoras, además de garantizar la interoperabilidad entre los diferentes protocolos (TETRA, ASTRO P25, etc.) que usan ya algunas redes estatales y municipales del país.

Incluso el Instituto Politécnico Nacional (IPN), de Mario Alberto Rodríguez, solicitó al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que dirige Leonel Cota, la realización de un estudio sobre la RNR en 2017 y concluyó que se debe mantener su modernización al protocolo IP, en la que Tetrapol es la ruta más económica, además que las otras opciones en el mercado no ofrecen ninguna ventaja que justifique la diferencia en costo.

Es por eso que ha causado extrañeza que al interior del SESNSP, específicamente en el Centro Nacional de Información, se hable de abrir el sector y evitar los monopolios mientras su titular descalifica públicamente a competidores cuando el tema sale a la opinión pública.

Es decir, a pesar de que existen las condiciones para promover la competencia, llama la atención el discurso de David Pérez Esparza, titular del Centro Nacional de Información, quien lejos de atender las necesidades de inseguridad que se viven en el país, pareciera que se la pasa más atento a impulsar este millonario nuevo negocio, con singular énfasis en ciertas industrias y proveedores del sector.

Fuentes de primer nivel del gobierno federal creen que detrás de esta estrategia hay representantes de la empresa Harris Technologies, quienes han tenido reuniones con funcionarios, con la intención de promover su tecnología.

Asimismo, no olvidemos que Motorola Solutions, de Vicente Roqueñí, especializada en tecnologías de misión crítica con licenciamiento propietario y no abierto, fue de las beneficiadas durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Y ya con la 4T ha logrado convenios principalmente a través de la Secretaría de Marina, de Rafael Ojeda Durán, relacionado con algunas entidades, como Oaxaca, de Alejandro Murat. 

Así, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene la oportunidad de ofrecer las mismas garantías y oportunidades a todas las empresas porque lo fundamental es que el país tenga la misma tecnología de vanguardia que el resto del mundo. 
Y pueden quedar atrás los negocios personales que pudieran surgir desde el gobierno.

POR ROGELIO VARELA
ROGELIOVARELA@HOTMAIL.COM
@CORPO_VARELA


Compartir