Elecciones EEUU: De política y dinero

Los estadounidenses están cansados de la "montaña rusa" que ha sido la Presidencia de Donald Trump

Elecciones EEUU: De política y dinero

“El dinero habla", dice el refrán. Y si eso es cierto, los demócratas están en el umbral de una victoria considerable en las elecciones presidenciales y legislativas del próximo 3 de noviembre en EU. 

Claro que los comicios de este año lucen como cualquier cosa menos como normales y que hay muchos otros factores involucrados, pero los augurios de una "marejada azul" son cada vez más frecuentes y añaden dramatismo a la temporada política. 

A menos de un mes de la votación, los demócratas parecen haber recaudado más fondos que los republicanos, en un hecho raro, más notable aún porque normalmente los republicanos son considerados como el partido de las clases pudientes, y porque además están en el poder.

Pero de acuerdo con el Centro por Políticas Responsables (Center for Responsive Politics), esta vez los demócratas parecen motivados para tratar de desplazar a los republicanos, en particular al polémico presidente Donald Trump.  

Cuando un mandatario busca la reelección, como en el caso actual, la votación se torna en un referendo en torno a su régimen, lo que hizo y lo que dejó de hacer. En Estados Unidos, normalmente un funcionario electo comienza a recaudar fondos para financiar su siguiente campaña casi tan pronto como es electo.

Los testimonios en ese sentido abundan en la política estadounidense y para no ser menos, Trump registró su Comité por la Reelección sólo un par de días después de tomar posesión, en 2017. 

De acuerdo con el reporte de septiembre de la Comisión Federal Electoral (FEC), la campaña de Trump y el Partido Republicano recaudaron 1,330 millones de dólares desde el inicio de su esfuerzo. Biden y los demócratas recaudaron 990 millones en el último año y medio.

Pero en los últimos meses los demócratas rebasaron a los republicanos. El reporte de la FEC de septiembre precisó que Biden había recaudado unos 573 mdd, incluso 212 millones en agosto, casi 90 mdd más que Trump.

No es un caso único. Senadores y representantes enfrentan la misma situación, en menor escala, pero con la desventaja de que no sólo tienen que responder por su actuación personal, sino por la de su Presidente y su partido.

Y es evidente que una parte mayoritaria de los estadounidenses, o al menos eso dicen las encuestas, está cansada de la "montaña rusa" que ha sido la Presidencia de Trump y hace sentir su presencia con sus aportaciones, además de la crisis por pandemia y problemas económicos.

En el caso del Senado, los reportes indican que los demócratas han reunido más y por tanto invertido más que los republicanos, en nueve de las 10 campañas donde existen posibilidades de arrebatar escaños y con ellos la mayoría senatorial a sus adversarios. El total gastado en esas diez campañas es de 327 millones de dólares por parte de los demócratas y 259 millones por los republicanos.

Si el dinero y las aportaciones individuales fuesen el único termómetro, el control demócrata de la Casa Blanca y el Congreso parece casi asegurado, pero Trump y los republicanos tienen sus propias ventajas. 

 

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS

JOSE.CARRENO@HERALDODEMEXICO.COM.MX 

@CARRENOJOSE

eadp

 

Escucha y descarga todos los episodios de Elecciones EUA 2020


Compartir