Donald Trump, el muro y México

Es cierto que hay trabajos de construcción, aunque más de reparación y renovación

Donald Trump, el muro y México
José Carreño Figueras/ Desde Afuera/ Opinión El Heraldo de México

México, afirma el presidente Donald Trump, está pagando por la construcción del muro en la frontera estadounidense. 

De la misma forma que hace cuatro años aseguraba que construiría un muro en la frontera con México y que sería pagado por México, ahora repite que esta vez la erección de la valla si está en desarrollo y que México la paga.

De hecho, se transformó en uno de sus principales lemas de campaña y un tema popular entre sus votantes. Después de todo, en cierta forma simbolizaba migración, seguridad, comercio... Resumía de alguna manera los principales temas de disgusto entre los sectores que votaron por el ahora mandatario.

Cuatro años después el tema no tiene la misma resonancia. Hay un nuevo tratado de comercio regional en vez del TLCAN que Trump atacaba, la amenaza de tarifas comerciales llevó al gobierno mexicano a imponer controles en el paso de indocumentados centroamericanos y a aligerar el ambiente en torno al problema migratorio en la relación bilateral y aunque los temas de seguridad están presentes, han tenido hasta ahora un peso menor en términos públicos.

Y la verdad sea dicha, respecto a la barda prometida, es cierto que hay trabajos de construcción, aunque más de reparación y renovación que de adiciones a lo que ya existía. De acuerdo con la cadena CNN, hasta el 18 de septiembre se habían construido 331 millas (unos 550 kilómetros) de muro bajo Trump, según datos oficiales: unos 15 kilómetros donde antes no existían barreras primarias; unos 450 kms. de barreras deterioradas o anticuadas y 40 más de un nuevo "muro secundario" para reforzar las barreras primarias.

Y que se sepa, México no ha puesto un centavo. Fue un punto del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y es un punto del régimen de Andrés Manuel López Obrador.

Pero Trump insiste en que México financia la construcción. De hecho, la semana pasada lo repitió: "Y, por cierto, México está pagando", dijo Trump en un mitin en Sanford, Florida. "Odian decirlo: México lo está pagando". 

Un día después, en Johnstown, Pensilvania, insistió: "México está pagando por el muro, por cierto. Ustedes saben. Lo he estado diciendo. Odian escuchar eso. Pero están pagando". Y al día siguiente, en Des Moines (Iowa), puntualizó que "como dije, México está pagando por el muro".

Y así ha sido a lo largo de una campaña en la que más de una vez se ha referido a la excelente relación con el gobierno mexicano.

Y por eso mismo el gobierno mexicano no va a desmentirlo: es y ha sido muy cuidadoso de mantener una relación buena, sin más antagonismos que los necesarios, con la administración Trump, como sin duda lo será con un eventual régimen demócrata bajo un presidente Joe Biden.

De desmentir a Trump se encargan los propios estadounidenses y los verificadores de información. Pero de vez en cuando valdría la pena una toma de posición pública

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM
@CARRENOJOSE1

 


Compartir