EDOMEX

Crisis pega en el Edomex; mexiquenses reducen su consumo de carne

Los precios durante los últimos dos años se han disparado entre el 24 y 33 por ciento, señaló el CCEM

NACIONAL

·
Mexiquenses bajan su consumo de carne para enfrentar altos costos (Foto: Cuartoscuro)Créditos: Foto: Cuartoscuro

La recuperación del sector ganadero en el Estado de México le permitió arrancar el año con el 70 por ciento de lo que se producía antes de la pandemia, lo que garantiza que haya suficiente oferta de carne para el consumo; sin embargo, los precios durante los últimos dos años se han disparado entre el 24 y 33 por ciento, señaló Javier Reyes Escamilla.

El representante del sector agropecuario del Consejo Coordinador Empresarial (CCEM) destacó que ante dichos incrementos, las familias mexiquenses han optado por reducir la cantidad que consumen de carne.

“Las personas que viven en el Edomex en lugar de comprar un kilogramo van a pedir 800 gramos o medio kilogramo o en lugar de eso 100 o 50 pesos, dependiendo de la situación de cada familia, la gente compra lo justo”.

En entrevista precisó que al inicio de la pandemia el kilogramo de carne de res se vendía en 73 pesos en canal, es decir, del productor al carnicero; actualmente tiene un precio de 97 pesos.

Sin embargo, para el consumidor final, el precio oscila entre 140 a 180 pesos, después del ajuste que hace el carnicero.

El también presidente de la Unión Ganadera del Edomex destacó que a diferencia de otras entidades del país, donde se consume por pieza, los mexiquenses compran por kilogramo. “La responsabilidad es garantizar que haya suficiente carne para el consumo en el estado, se tiene; pero los precios están muy altos”.

“Al final, el único que la paga es el consumidor, se daña la economía familiar, si lo comparamos con el salario mínimo, que no alcanza para mucho”.

Los precios durante los últimos dos años se han disparado entre el 24 y 33 por ciento, señaló el CCEM (Foto: Especial)

Respecto al precio de la carne de puerco señaló que antes de la pandemia se ubicaba en 53 pesos y actualmente está en 76 pesos por kilogramo.

El precio del pollo y el huevo, se comporta de manera diferente, siempre está fluctuando, mientras el resto de la carne, una vez que sube, no vuelve a bajar; pero el kilogramo de pechuga alcanzó los 120 pesos recientemente.

En el caso de las verduras y hortalizas, dijo que el incremento en los precios se ubica entre el 28 y 30 por ciento en los últimos dos años, aunque siempre fluctúa, dependiendo de las temporadas.

“El jitomate y la cebolla están caros, y eso es solo la salsa y la sopa de las familias. El limón alcanzó los 70 pesos por kilo en la central de abastos, las tortillas casi en 20 pesos”.

Reyes Escamilla señaló que la reactivación de actividades económicas como ferias patronales, apertura de salones de fiestas, permitió la reactivación del sector agropecuario; pero sobre todo el regreso a clases.

Destacó que en las plazas de ganaderas que existen en el Edomex, los ciudadanos pueden encontrar mejores precios, al comprar directamente con los productores, las cuales, se encuentran en municipios como Zinacantepec, Chalco, Ixtlahuaca, Chalco y Atlacomulco, entre otros.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) los 21 productos que componen la canasta básica se encuentran 20 por ciento más baratos si se adquieren en centrales de abasto, en relación con tiendas de autoservicio.

Sigue leyendo:

Edomex regresa a semáforo amarillo de Covid-19 a partir del 24 de enero

Edomex: Aumenta depresión en pandemia

Continúan las largas filas en Naucalpan para pagar el predial