COVID-19

Ilegal que se pida prueba negativa de COVID-19 a empleados: Zoé Robledo

El Director del IMSS dijo que las empresas deben pagar las pruebas de detección de COVID

NACIONAL

·
El Director del IMSS dijo que las empresas deben pagar las pruebas de detección de COVID. Foto: Especial

La exigencia de una prueba negativa de COVID-19 por parte de las empresas para que sus empleados puedan acudir a laborar, es ilegal, afirmó Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Robledo Aburto precisó que, en los Centros de Atención Respiratoria, detectaron esta exigencia de universidades a sus estudiantes y de diversas empresas a la plantilla laboral e incluso para contratar a nuevo personal.

En entrevista con Adela Micha en Me lo dijo Adela, de Heraldo Media Group, expuso que si insisten en solicitar que las personas demuestren que no están contagiados, la aplicación de una prueba de detección debe correr a cargo del empleador, quien debe asumir el gasto.

“No es legal ni es debido que se pidan pruebas negativas para empezar a trabajar, a menos que los ofrezca el centro de trabajo y que ellos puedan ofrecerlas, pero no a costa del trabajador”, afirmó.

Sobre las largas filas que se han registrado en los últimos días en instalaciones del IMSS, indicó que estas se deben a que las personas buscan la prueba para tramitar su incapacidad que, precisó, no es necesaria, por lo que con la implementación del Permiso COVID 3.0, la concentración de personas deberá disminuir.

El funcionario federal rechazó que las personas que buscan atención a sus enfermedades crónicodegenerativas se expongan en las filas para las personas que pretenden aplicarse la prueba contra SARS-CoV-2 porque son atendidos en espacios diferentes con distintas entradas.

Comentó qué hay confianza de que la gente no abuse de la estrategia digital que implementa el IMSS, en la que quien solicita una incapacidad, no tiene que presentar el comprobante de que está contagiado de SARS-CoV-2.

"Confiamos en que la gente no va a pedir una incapacidad sólo porque sí, debido a que su salario se verá recortado, pues sólo será subsidiado el 60 por ciento y eso terminaría afectando la situación económica de los trabajadores”, expuso.

En el programa Sergio y Lupita de El Heraldo Radio, Zoé Robledo indicó que el IMSS cuenta con 4 mil 431 camas para la atención médica y en estos momentos registra una disponibilidad de 49% con la posibilidad de alcanzar hasta 20 mil camas con la reconversión, como sucedió en las anteriores olas de contagio de COVID-19.

MAAZ