MICHOACÁN

Gobierno de Michoacán se niega a comenzar proceso de entrega - recepción

Este domingo, 15 de agosto debió comenzar la entrega de la administración estatal, sin embargo, Alfredo Ramírez denunció qué hay cerrazón por parte de Silvano Aureoles

NACIONAL

·
Ramírez Bedolla enfatizó que aún y con el retraso en la entrega, a su llegada a la gobierno de Michoacán. FOTO: ESPECIAL

A un día de que debió haber iniciado el proceso de entrega - recepción de la administración estatal, el gobernador electo de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, denunció que por parte del gobierno saliente no ha habido disposición de comenzar los trabajos de entrega de ninguna de las 70 dependencias estatales. 

En rueda de prensa, el diputado local con licencia aseguró que el diálogo con los funcionarios de la administración saliente ha sido nulo, toda vez que desde el actual gobierno de Michoacán se debió de haber iniciado con la entrega de documentación, a partir del domingo 15 de agosto.

Acusó al todavía gobernador, Silvano Aureoles Conejo, así como a los diferentes titulares de dependencia de cerrazón en la tramitología con la idea de retrasar la revisión de cada área del gobierno estatal, no obstante, aseveró que, con o sin entrega formal de cada unidad programática, se tomará posesión del gobierno el 1 de octubre. 

“Nosotros ya tenemos listo al equipo de transición, lo presentamos desde hace algunos meses, pero ellos persisten en no querer dar cuentas, de una u otra manera nos enteraremos del estado que guarda la administración”, manifestó.

Ramírez Bedolla enfatizó que aún y con el retraso en la entrega, a su llegada a la gobierno de Michoacán se realizará una auditoría a todas las dependencias estatales, en aras de reconocer si existió alguna falta o un delito en el ejercicio del poder.

Por ultimó, recordó a los funcionarios salientes que según el Acuerdo por el cual se establecen las bases generales para la entrega - recepción en las dependencias, coordinaciones y entidades del poder ejecutivo del gobierno del estado de Michoacán podrán ser acreedores a multas, sanciones y hasta inhabilitaciones de no comenzar los trabajos correspondientes.