COVID-19

Pasantes de medicina evidencian que son víctimas de la violencia y el crimen organizado

La médico psiquiatra Eva Alicia García Armendáriz, miembro de la Asamblea Nacional de Médicos Residentes, detalló que en los últimos cinco años han sido asesinados 10 pasantes de medicina

La estudiante de medicina Mariana fue asesinada el pasado 29 de enero, quien realizaba su servicio social en la comunidad de Nueva Palestina, en el municipio de Ocosingo, en Chiapas. Foto: Archivo
Por
Escrito en NACIONAL el

La médico psiquiatra Eva Alicia García Armendáriz, miembro de la Asamblea Nacional de Médicos Residentes, informó que en los últimos cinco años han sido asesinados 10 pasantes de medicina por las condiciones de inseguridad y violencia que se viven en el país, mientras que más de 300 estudiantes han renunciado, luego de que fueron amenazados por miembros del crimen organizado. 

En entrevista con Alejandro Sánchez y Sofía García, en Informativo El Heraldo Fin de SemanaGarcía Armendáriz detalló que la Asamblea Nacional de Médicos Residentes envió una carta a la federación y a los gobiernos estatales, en los que piden mejores condiciones de seguridad para los estudiantes, quienes además de no contar con apoyo de las autoridades de salud ni estatal ni municipal, demandan las condiciones para llevar a cabo su servicio social en las zonas rurales.

Explicó que hasta el momento no han recibido respuesta por parte de la Secretaría de Salud o alguna autoridad, pero la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) les ha brindado acompañamiento y ha documentado los hechos violentos a los que se han enfrentado los estudiantes de medicina. 

Entre sus demandas, los pasantes solicitan condiciones de seguridad y modificar los lugares rurales en los que llevan a cabo su servicio social, puesto que la situación de violencia que se vive en el país los convierte en blanco del crimen organizado.

Víctimas del Covid-19

Entre noviembre y diciembre de 2020, cuando se registró un aumento crítico de contagios de Covid-19, los gobiernos federal y estatales anunciaron la apertura de plazas para pasantes de Medicina, quienes únicamente debían presentar su carta de término del servicio social.

Incluso, durante esos meses en la Ciudad de México se vivió un momento complicado, ya que el semáforo epidemiológico por Covid-19 se encontraba en rojo, por los altos contagios y por la saturación de los 54 hospitales públicos, por lo que se llegaron a quedar sin camas con ventilador.

Sin embargo, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) evidenció que los pasantes no recibían los cuidados necesarios, ya que después del fallecimiento de un estudiante en el Hospital General de Ecatepec, en el Estado de México, se decidió retirar a todos sus alumnos de medicina de los hospitales.

De igual forma, en abril de 2021 los médicos pasantes protestaron en distintas entidades del país, debido a que exigían recibir la vacuna contra el Covid-19, porque temían contagiarse y no contar con las defensas necesarias para hacer frente al virus. 

El 15 de mayo pasado los médicos internos de pregrado y pasantes tuvieron que regresar a los hospitales, a pesar del miedo por los contagios y con incertidumbre por no contar con la vacuna o garantías de su cuidado.