EDOMEX

Tlalnepantla rechaza incumplimiento de normatividad en relleno sanitario, luego de que legislatura pidiera su clausura

El gobierno municipal aseguró que este, se encuentra operando dentro de la normatividad y cumpliendo con cada uno de los lineamientos que comprende la NOM-083-SEMARNAT-2003 correspondiente.

El exhorto aprobado por la legislatura local está dirigido al alcalde de Tlalnepantla Foto: Leticia Ríos
Escrito en NACIONAL el

Luego de que Congreso Local del Estado de México aprobará este martes un exhorto, para clausurar el relleno sanitario del Pueblo de San Pedro Barrientos en el municipio de Tlalnepantla, el gobierno municipal aseguró que este, se encuentra operando dentro de la normatividad y cumpliendo con cada uno de los lineamientos que comprende la NOM-083-SEMARNAT-2003 correspondiente.

El exhorto aprobado por la legislatura local está dirigido al alcalde de Tlalnepantla, Raciel Pérez Cruz y a los titulares de la Secretaría del Medio Ambiente estatal y de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem), argumentando que el relleno sanitario presenta una excesiva generación de gases, olores y fauna nociva.

El diputado Jorge García Sánchez, quien presentó el exhorto aprobado por unanimidad, aseguró que el relleno, ubicado en un predio de 36 hectáreas, comenzó a funcionar en abril de 1998 “y ha causado enfermedades, fallecimientos, malformaciones de recién nacidos afectando también la contaminación de agua, suelo y aire de la zona”. 

Precisó que en febrero de 2019, la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Edomex, (Coprisem) clausuró el relleno municipal, pero sigue en operación con una inadecuada disposición de residuos urbanos y afectaciones a la salud de los vecinos de la Providencia y San Pedro Barrientos.

Al respecto, el gobierno municipal indicó que tuvo conocimiento de la suspensión total del relleno, implementada por la Coprisem en 2019, quedando el mismo, bajo el resguardo de la Comisaría General de Seguridad Pública, al detectar irregularidades e incumplimientos, por parte de la empresa privada que operó y administró el relleno por 22 años, Veolia Residuos Bajío S.A. DE C.V., en su carácter de concesionaria.

Precisó que la empresa nunca contó con manifestación de impacto ambiental; registro vigente; dictamen de factibilidad, ni Unidad de Verificación de Cumplimiento Normativo.

“Operaba en la ilegalidad, prestando el servicio público concesionado, incumpliendo en todo momento con las obligaciones pactadas y transgrediendo el orden público”.

Ante las irregularidades y la ineficiente prestación del servicio, el Ayuntamiento llevó a cabo la revocación de la concesión en julio de 2019 y asumió su administración y operación.

Posteriormente el Ayuntamiento inició las acciones y trámites administrativos ante las instancias correspondientes para realizar el

“Proyecto de Rehabilitación del Sitio de Disposición Final de Residuos Sólidos de Tlalnepantla a Centro Integral del Residuos”.
Destacó que el Relleno Sanitario de Tlalnepantla opera dentro de la normatividad, para lo cual, realizó la solicitud de la Evaluación en Materia de Impacto Ambiental a la Dirección General de Ordenamiento e Impacto Ambiental (DGOIA), mediante la cual, se obtuvo la resolución condicionada con vigencia de 20 años, en marzo de 2020.

Precisó que actualmente cuenta con Registro como Empresa Prestadora de Servicio en Materia de Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos y de Manejo Especial, mediante un Relleno Sanitario, que antes de esta administración no tenía.

El municipio rechazo la existencia de fauna nociva, en virtud de que se realiza la cobertura diaria de los residuos; aunado al monitoreo diario de los pozos de venteo (chimeneas) y la captación de los lixiviados en una laguna de evaporación.

El gobierno municipal indicó que el pasado 10 de junio, el relleno sanitario fue sujeto a una inspección por parte de la Profepa, que solamente realizó una observación, consistente en que no se exhibió el Estudio de Generación y Composición de Residuos Sólidos Urbanos, y de Manejo Especial, el cual, se encuentra en proceso de contratación.

“De no estar cumpliendo con la norma referida, ese órgano vigilante hubiere detectado los incumplimientos a que se hacen referencia en el exhorto, y se habría procedido a la clausura o suspensión de actividades del Sitio de Disposición Final”.

dhfm