PACTO FISCAL

Pacto Fiscal: ¿De qué se trata y por qué Enrique Alfaro y Samuel García insisten en revisarlo?

La distribución de los recursos ha sido cuestionada y se ha justificado que se realice de una forma justa

Alfaro y García buscan un trato justo por parte del Gobierno Federal (Foto: Cuartoscuro)
Escrito en NACIONAL el

La propuesta de revisar el Pacto Fiscal fue retomada por Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco y Samuel García, gobernador electo de Nuevo León.

Por lo que su propuesta se centra en que de forma obligatoria el Estado revise cada cierto periodo el Convenio de Coordinación Fiscal, ya que el objetivo está en que exista una repartición equitativa de los recursos federales –modificar la distribución de participaciones y aportación-.

Previo a los cambios de gobierno estatales eran 10 gobernadores los que solicitaban generar un nuevo convenio fiscal y que dio origen a la Alianza Federalista, todos forman parte de los partidos de oposición-.

Los ahora gobernadores y gobernadoras electas de Morena al convertirse en mayoría, tras las pasadas elecciones, se han manifestado en contra de modificar el pacto fiscal, al considerar que el problema de disponibilidad de recursos es igual para el gobierno federal y los estatales. El mandatario Andrés Manuel López Obrador mencionó en octubre del 2020 que no habrá más recursos para los estados. 

En el caso de Nuevo León y Jalisco han defendido que quieren un trato justo al ser de los que más aportan al país. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las entidades que más aportan al Producto Interno Bruto (PIB) son: Ciudad de México, con 16.1%; Estado de México, con 8.8%; Nuevo León, con 8%; Jalisco, con 7.1%.

¿Qué es el Pacto Fiscal?

El Pacto Fiscal es el acuerdo a través del que la federación distribuye las facultades tributarias para recaudar impuestos y repartir los fondos que son captados.

Lo cual se generó con el fin de que los ciudadanos dejaran de pagar impuestos federales, estatales y municipales. Y se acordó dejar de cobrar ciertos impuestos para que se hiciera de forma federal, en consecuencia, lo recaudado sería distribuido entre estados y municipios

El federalismo fiscal no solo se limita a la distribución y delimita las facultades tributarias de la federación, estados y municipios, también indica la forma en la que se serán usados los recursos obtenidos por el pago de impuestos, lo cual se establece en el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal.

En tanto, en la Ley de Coordinación Fiscal vigente  desde 1978 y en la que se indica la mecanismos  en la que se asignarán los recursos recaudados.

Entonces, los fondos que son distribuidos a los estados son ejercidos de diferentes formas, algunos están etiquetados y esto refiere a que el Gobierno Federal puntualiza en qué y cómo se deben dar los recursos; están los de libre disposición y lo que se obtiene vía Convenio que se firman con la federación, se explica en un documento generado por la Secretaría de Planeación y Evaluación del Gobierno de Jalisco.

Participación federal: dinero que transfiere el gobierno federal a los estados y municipios y que ejercen de forma libre, según lo que se define en los congresos locales. Son fondos con lo que se busca complementar ingresos tributarios que las entidades ceden.

Aportación federal: son los recursos que se utilizan para cubrir el gasto en educación, salud, entre otros, esto es consecuencia de que Gobierno transfiere a otros órdenes de gobierno la operación, por lo que en esta caso, de forma local, deben cumplir con la forma en la que se ha establecido será destinado.

¿Es viable un nuevo Pacto Fiscal?

En el estudio titulado El Sistema Nacional de Coordinación Fiscal. Una herramienta para el Federalismo y elaborado por el Instituto Belisario Domínguez se indica que las modificaciones se han logrado con la voluntad de los tres órdenes de gobierno, “se requiere continuar con los trabajos en el marco del federalismo fiscal para fortalecer las haciendas locales e incluir a los municipios para disminuir la dependencia a las participaciones federales”.

Además,  enfatiza que se requiere que se establezcan las bases de la planeación hacendaria, no sólo para una mayor distribución de recursos sino en beneficio de la población y atender las necesidades de los mismos.

yc