COVID-19

Regreso a clases en línea podría repercutir en el ánimo de los niños, alerta especialista en psicología

Denise Meade, doctora en Psicóloga y Psicoterapia, señaló que los padres de familia deben prestar atención al estado de ánimo de los niños y en caso de ser necesario buscar ayuda

NACIONAL

·
Los menores resentirán el volver a casa y dejar de ver a sus compañeros. Foto: Archivo

A dos semanas de que se reanudaron las clases presenciales en la Ciudad de México, su suspensión por el semáforo epidemiológico amarillo podría repercutir en el ánimo y educación de los niños, señaló Denise Meade, doctora en Psicóloga y Psicoterapia.

En entrevista con Alejandro Sánchez y Sofía García, en Informativo El Heraldo Fin de Semana, la especialista explicó que la pandemia por el Covid-19 ha causado principalmente estragos en los niños, quienes han tenido que cambiar su estilo de vida al dejar de ver a sus compañeros, amigos y al no poder ir a la escuela.

Sin embargo, consideró que el regreso a clases presenciales fue una cuestión más electoral que con objetivo en mejorar la educación de los menores, por lo que decepcionarlos con volver a las clases en línea podría afectar su ánimo y podría conllevar a estados de depresión.

A pesar de que se ha buscado dar clases a distancia a los niños, "esto no ha sido suficiente, porque la mayoría no entiende los contenidos, no pueden compartir tiempo con sus amigos y esto genera inseguridad", comentó Meade.

Aseguró que existe un rezago educativo alarmante, pues la mayoría de los niños no ha podido estudiar los contenidos como es debido, ya que no pueden pasar mucho tiempo frente a una pantalla, por lo que urgió a implementar una estrategia integral y funcional para los menores.

Meade dijo que la falta de movilidad ha repercutido en la salud de los niños, ya que hay un aumento de peso, pues al pasar mucho tiempo frente a la computadora, la televisión o los videojuegos los ha llevado a padecer sobrepeso u obesidad.

Por otro lado, pidió a los padres hablar con los niños y explicarles la situación, además de prestar atención y detectar si los menores presentan tristeza, enojo o depresión, esto con el objetivo de atenderlos y en caso de ser un problema mayor, buscar a algún especialista. 

La psicóloga señaló que los padres transmiten sus problemas de estrés a sus hijos, debido a que toda la familia debe mantenerse confinada y esto conlleva a una convivencia más cercana, pero no por ello es efectiva o buena, por lo que solicitó poner atención.

El pasado 7 de junio la Ciudad de México se declaró en semáforo epidemiológico verde, por lo que el gobierno capitalino decidió que se podían regresar a las aulas, sin embargo, dos semanas después las mismas autoridades locales llamaron a suspender las clases presenciales.

Incluso, se detectaron ocho contagios de Covid-19 entre los estudiantes, tres de los casos corresponden a escuelas públicas y cinco en privadas de educación básica en las alcaldías de Tláhuac, Gustavo A. Madero, Coyoacán, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras e Iztacalco.

hmm